Enfermedades

Todo sobre el adenocarcinoma de colon.

Adenocarcinoma de colon - Una neoplasia maligna que se desarrolla a partir de células epiteliales glandulares. En las primeras etapas se procede a la eliminación de los síntomas clínicos. Con progresión, debilidad, dolor abdominal, sensación de movimiento intestinal incompleto, deposiciones anormales, tenesmo, falta de apetito, pérdida de peso, fiebre a números subfebrílicos, moco y sangre en las heces. Posible obstrucción intestinal. El diagnóstico se establece sobre la base de quejas, datos de exámenes objetivos y resultados de estudios instrumentales. El tratamiento es la extirpación quirúrgica del tumor.

Causas del adenocarcinoma de colon

Se cree que esta neoplasia maligna se desarrolla como resultado de una combinación de varios factores desfavorables, los principales de los cuales son las enfermedades somáticas, las características de la dieta, algunos parámetros ambientales y la herencia desfavorable. Entre las enfermedades somáticas que desencadenan el adenocarcinoma de colon se incluyen los pólipos de colon, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y las enfermedades acompañadas de estreñimiento crónico y la deposición de cálculos fecales.

Muchos investigadores señalan la importancia de los factores dietéticos. La probabilidad de adenocarcinoma de colon aumenta con la falta de fibra dietética y el uso de grandes cantidades de productos cárnicos. Los científicos creen que la fibra vegetal aumenta el volumen de las masas fecales y acelera su movimiento a través de los intestinos, lo que limita el contacto de la pared intestinal con carcinógenos formados durante la descomposición de los ácidos grasos. Esta teoría está muy cerca de la teoría del desarrollo del adenocarcinoma de colon bajo la influencia de carcinógenos que aparecen en los alimentos cuando los alimentos se tratan de manera inadecuada.

Los factores ambientales incluyen el uso excesivo de productos químicos domésticos, riesgos laborales, trabajo sedentario y un estilo de vida sedentario. El adenocarcinoma de colon a menudo ocurre cuando un síndrome de cáncer familiar hereditario (después de 50 años, cada tercer portador del gen se enferma), en presencia de neoplasias malignas en parientes cercanos y en algunas enfermedades hereditarias no oncológicas (por ejemplo, síndrome de Gardner).

Patrones de desarrollo y clasificación del adenocarcinoma de colon.

El tumor se desarrolla de acuerdo con las leyes generales de crecimiento y propagación de las neoplasias malignas. Se caracteriza por atipismo tisular y celular, disminución del nivel de diferenciación celular, progresión, crecimiento ilimitado y autonomía relativa. Sin embargo, el adenocarcinoma de colon tiene sus propias características. No crece y se desarrolla tan rápidamente como otros tumores malignos, y permanece en el intestino durante mucho tiempo.

El desarrollo de un tumor suele ir acompañado de una inflamación que se propaga a los órganos y tejidos adyacentes. Las células cancerosas penetran en estos órganos y tejidos, formando metástasis cercanas, mientras que la metástasis a distancia puede estar ausente. El adenocarcinoma de colon con mayor frecuencia metastatiza al hígado y los ganglios linfáticos, aunque es posible otra localización de metástasis a distancia. Otra característica de la enfermedad es la frecuente formación simultánea o secuencial de varios tumores en el intestino grueso.

Teniendo en cuenta el nivel de diferenciación celular, existen tres tipos de adenocarcinoma de colon: altamente diferenciados, moderadamente diferenciados y poco diferenciados. Cuanto más bajo es el nivel de diferenciación celular, más agresivo es el crecimiento del tumor y mayor es la propensión a la metástasis temprana. Para evaluar el pronóstico del adenocarcinoma de colon, se utilizan la clasificación internacional TNM y la clasificación tradicional rusa de cuatro etapas. Según la clasificación rusa:

  • Etapa 1: el tumor no se extiende más allá de la membrana mucosa.
  • Etapa 2: el tumor invade la pared intestinal, pero no infecta los ganglios linfáticos.
  • Etapa 3: la neoplasia invade la pared intestinal e infecta los ganglios linfáticos.
  • Etapa 4: se detectan metástasis a distancia.

Síntomas del adenocarcinoma de colon

En las primeras etapas, la enfermedad transcurre asintomática. Dado que el adenocarcinoma de colon a menudo se desarrolla en el fondo de las enfermedades intestinales crónicas, los pacientes pueden tratar los síntomas como otra exacerbación. Posibles violaciones de la silla, debilidad general, dolor abdominal intermitente, pérdida de apetito, aparición de impurezas de moco o sangre en las heces. Con la derrota de las partes inferiores del intestino grueso, la sangre escarlata, se localiza principalmente en la superficie de las masas fecales. En la ubicación del adenocarcinoma de colon en la mitad izquierda del intestino, sangre oscura mezclada con moco y heces. Con la localización de tumores en la mitad derecha del intestino, a menudo se oculta el sangrado.

A medida que el tumor crece, los síntomas se vuelven más brillantes. Los pacientes con adenocarcinoma de colon están preocupados por el dolor intenso. Desarrolló fatiga severa. Anemia observada, fiebre a números subfebrílicos y aversión a los alimentos cárnicos. La diarrea y el estreñimiento se vuelven permanentes, no desaparecen con el uso de drogas. El adenocarcinoma de colon crea un obstáculo mecánico para el movimiento de las heces y causa tenesmo frecuente.

La presión de las heces sobre el tumor causa su ulceración, y la formación de úlceras conduce a un aumento del sangrado y al desarrollo de inflamación. Aparecen pus en las heces. La temperatura sube a números febriles. Se detectan signos de intoxicación general. Muchos pacientes tienen amarillez de la piel y esclerótica ictérica. Cuando el proceso inflamatorio se propaga a la fibra retroperitoneal, el dolor y la tensión muscular se producen en la región lumbar. Es posible la obstrucción intestinal (especialmente en adenocarcinomas de colon con crecimiento exofítico). En las etapas posteriores, se detectan ascitis y agrandamiento del hígado. A veces los síntomas abdominales están ausentes, el tumor se manifiesta durante mucho tiempo solo debilidad, fatiga incrementada, pérdida de peso y falta de apetito.

Diagnóstico del adenocarcinoma de colon.

El diagnóstico de adenocarcinoma de los oncólogos de colon se basa en las quejas, la anamnesis, los datos del examen general y el examen digital del recto y los resultados de los estudios instrumentales. Más de la mitad de los tumores se localizan en las partes inferiores del intestino grueso y se detectan durante un examen digital o una sigmoidoscopia. Con una alta localización del adenocarcinoma de colon, es necesaria la colonoscopia. En el proceso de examen endoscópico, el médico toma una muestra de tejido tumoral para un examen morfológico posterior.

Para evaluar el tamaño, la forma y la prevalencia del adenocarcinoma de colon, se utiliza un examen radiopaco del intestino grueso (irrigoscopia). Para la detección de metástasis y en presencia de contraindicaciones para exámenes endoscópicos, por ejemplo, para sangrado, se utiliza la ecografía de la cavidad abdominal y la pelvis pequeña (normal, endorrectal, endoscópica). En casos complejos, un paciente con sospecha de adenocarcinoma de colon se refiere a una tomografía computarizada y TCMH de la cavidad abdominal. Al paciente se le prescriben exámenes generales de sangre y orina, un análisis de sangre bioquímico y un examen de heces para detectar sangre oculta. El diagnóstico final se establece después de estudiar la biopsia.

Tratamiento y pronóstico del adenocarcinoma de colon.

Tratamiento del adenocarcinoma de colon quirúrgico. Un elemento importante del tratamiento es la preparación preoperatoria, que permite garantizar la posibilidad de restablecer la continuidad del intestino grueso y minimizar el número de complicaciones. Al paciente se le prescribe una dieta libre de escoria y laxantes. Unos días antes de la operación, comienzan a realizar enemas de limpieza. En los últimos años, a menudo se usa el lavado gastrointestinal con el uso de preparaciones especiales.

El volumen de la cirugía radical para el adenocarcinoma de colon se determina teniendo en cuenta el tamaño y la ubicación de la neoplasia maligna, la presencia o ausencia de metástasis regionales. Si es posible, realice una resección del área afectada y luego cree una anastomosis, restaurando la integridad del intestino. Con una tensión intestinal significativa o una localización baja, el adenocarcinoma de colon forma una colostomía. En cáncer inoperable y obstrucción intestinal, se realiza cirugía paliativa, imponiendo colostomía proximal al tumor. En el caso de metástasis a distancia, también se realizan intervenciones quirúrgicas paliativas para prevenir complicaciones (sangrado, obstrucción intestinal, síndrome de dolor intenso).

Cuando se detecta un adenocarcinoma de colon en la etapa 1, la tasa de supervivencia a cinco años es aproximadamente del 90%. Si el tratamiento se inicia en la etapa 2, el 80% de los pacientes supera el umbral de supervivencia de 5 años. En la etapa 3, la tasa de supervivencia se reduce a 50-60%. A la derrota de un recto el pronóstico empeora. Después de la cirugía, los pacientes con adenocarcinoma de colon se colocan bajo observación, se recomienda examinar regularmente las heces para detectar la presencia de sangre y moco. Conducta trimestral de sigmoidoscopia o colonoscopia. Una vez cada 6 meses, los pacientes son remitidos a una ecografía de los órganos internos para detectar metástasis a distancia. Alrededor del 85% de los adenocarcinomas de colon recurrentes ocurren en los primeros dos años después de la cirugía.

Pronóstico para el adenocarcinoma de colon

Si la terapia se inicia con prontitud en la primera etapa del adenocarcinoma, el pronóstico de supervivencia es relativamente favorable y es del 90%. Con el tratamiento en la segunda etapa, la probabilidad de superar el umbral de supervivencia de cinco años es del 50%. En la etapa 3, la tasa de supervivencia es del 20-30%: solo un tercio de los pacientes supera un hito indicativo de 5 años.

Sin tratamiento o con tratamiento iniciado en la etapa de metástasis, el pronóstico de la enfermedad es desfavorable. La muerte usualmente ocurre dentro de un año después de la aparición de la enfermedad.

Nutrición (dieta)

La terapia de dieta para el adenocarcinoma de colon es una de las condiciones para una recuperación exitosa. A menudo, los pacientes que sobrevivieron a la extirpación de parte del intestino, deben seguir una dieta especial de por vida.

Los principios básicos de la nutrición clínica:

  • eliminación de largas pausas entre comidas,
  • comida en pequeñas porciones,
  • Exclusión de la dieta de cualquier sustancia irritante.
  • Valor nutricional y contenido calórico de los alimentos.

Los productos útiles para cualquier tipo de cáncer del tracto digestivo son:

  • verduras,
  • Frutas (especialmente las raíces amarillas, verdes y rojas),
  • greens
  • jugos de zanahoria y remolacha
  • sopas de puré
  • Cereales cocidos de cereales y calabazas,
  • carne dietética hervida,
  • tortilla al vapor
  • requesón
  • pan (pero no premium),
  • aceite vegetal
  • te verde

Los productos prohibidos son:

  • azucar
  • té fuerte
  • café
  • alcohol
  • alimentos fritos
  • carne roja
  • carne ahumada
  • salsas de tomate,
  • condimentos picantes
  • setas
  • comida enlatada
  • grasas animales

Causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y pronóstico del adenocarcinoma pancreático - aquí.

En este artículo puede encontrar cómo se debe llevar a cabo el tratamiento del adenocarcinoma de estómago.

Especies de adenocarcinoma

Existen varios tipos de adenocarcinoma, que se distinguen por el tipo histológico y el grado de diferenciación. La correcta determinación del tipo de adenocarcinoma determina el éxito de otras medidas terapéuticas.

Ejemplo de menú:

Primer desayuno: agua mineral sin gas con zumo de limón.
Segundo desayuno: frutas y verduras, combinadas entre sí, nueces, media taza de yogur.
El almuerzo: sopa de carne con caldo de pollo, ensalada de verduras, pescado hervido o platos de carne dietética.
Te de la tarde: zumo de frutas diluido, bizcocho integral.
La cena: Verduras al horno, Ensalada de Granos Vegetales Brotados, Pasta.
Antes de dormir: Jugo de frutas o verduras frescas.

Video: Sobre el cáncer de colon.

Prevención

Lamentablemente, no existen medidas preventivas especiales para eliminar completamente la probabilidad de desarrollar adenocarcinoma de colon. La nutrición racional, el tratamiento oportuno y adecuado de cualquier enfermedad del tracto gastrointestinal (especialmente infecciosas e inflamatorias), la eliminación de situaciones estresantes, un estilo de vida activo, la visita a un proctólogo y un gastroenterólogo de personas en riesgo ayudará a reducir el riesgo de la enfermedad.

¿Qué es el adenocarcinoma intestinal?

Los intestinos forman los intestinos delgado y grueso. El intestino delgado se encuentra entre el estómago y el intestino grueso.

Se compone de subdivisiones:

  • duodeno
  • yeyuno
  • íleon.

El intestino grueso termina el tracto digestivo y el agua se absorbe en él y las heces excretadas se forman a partir de la comida gachas.

Se compone de subdivisiones:

  • el ciego con el apéndice,
  • colon con subsecciones: el colon ascendente, el borde transversal, el colon descendente y el colon sigmoide,
  • Recto con ampolla, ano y ano.

Cáncer en los intestinos

El adenocarcinoma intestinal (cáncer colorrectal) afecta los tejidos de todas las secciones del intestino delgado y grueso. El tumor maligno del intestino consiste en células epiteliales glandulares. Este tipo de oncología es peligroso debido a su lento crecimiento, por lo que es difícil identificar un tumor en las primeras etapas. El adenocarcinoma se caracteriza por un crecimiento agresivo en las últimas etapas, la germinación en los órganos y ganglios linfáticos cercanos, metástasis en el hígado, los pulmones y otros tejidos.

Intestino delgado

El cáncer del intestino delgado a menudo se localiza en la sección inicial y en el íleon y se manifiesta con cierta consistencia y naturaleza del tumor. En el caso de adenocarcinoma del anillo, la luz intestinal se estrecha y el sarcoma intestinal se manifiesta en una obstrucción intestinal. El crecimiento del tumor se produce debido a la degeneración de las células de la mucosa. Se puede combinar con tumores de otro tipo y localización.

En el íleon, el linfoma intestinal es menos común (18%), en el intestino grueso - 1%. Se combina con la enfermedad celiaca y se refiere a la linfogranulomatosis (enfermedad de Hodgkin) y al linfoma no Hodgkin (linfosarcoma). Hay linfoma no Hodgkin de células B Se divide en: enfermedad de cadena A pesada y linfoma de tipo occidental.

El adenocarcinoma de forma infiltrante se disemina por todo el intestino y puede localizarse en diferentes áreas sin capturar la circunferencia completa del intestino.

¿Qué es el adenocarcinoma de colon?

El adenocarcinoma del intestino grueso es un tumor canceroso que consiste en fibras epitelio-glandulares y es la base de la superficie de la mucosa intestinal. La parte principal de todas las enfermedades oncológicas, el cáncer glandular del intestino grueso ocupa el 80%, mientras que la membrana mucosa del intestino grueso está afectada. Los adenocarcinomas de colon en hombres están en tercer lugar, en mujeres en cuarto, después de cáncer de pulmón, estómago y mama. Más a menudo, la enfermedad afecta a las personas después de 50 años. El adenocarcinoma de las membranas mucosas es bastante difícil de diagnosticar debido a su curso asintomático y no específico, por lo que la enfermedad tiene un alto porcentaje de mortalidad.

El cáncer de colon puede aparecer incluso en una persona perfectamente sana, por ejemplo, la oncología quita la vida de una persona durante 12 meses. El cáncer colorrectal es peligroso porque en la mayoría de los casos produce metástasis en los ganglios linfáticos cercanos. Después de eso, el cáncer intestinal propaga las metástasis al útero, el hígado, la vejiga y también puede afectar el tejido óseo. Muy a menudo, el adenocarcinoma ocasiona una serie de complicaciones, por lo que es muy importante que la oncología del intestino comience el tratamiento de manera oportuna.

Causas del adenocarcinoma de colon

Después de una serie de casos y exámenes, se reveló que la aparición de cáncer de colon solo en casos raros se asocia con una mutación genética, las causas principales del adenocarcinoma de colon son factores hereditarios y externos.

Las causas del cáncer colorrectal son las siguientes:

  • factor genetico El grupo de riesgo incluye a las personas cuyos familiares de la sangre han sufrido previamente la enfermedad,
  • En presencia de enfermedades crónicas del colon: fístula, fisuras rectales, hemorroides, pólipos de colon. Durante el curso de la enfermedad durante 5 años, una persona está expuesta al desarrollo de cáncer en un 5%, con un curso prolongado de la enfermedad durante más de 15 años, el riesgo aumenta al 30%,
  • Enfermedad de Crohn
  • edad mayor de 50 años
  • estar constantemente en situaciones estresantes
  • estreñimiento persistente
  • tomando ciertos medicamentos
  • Virus del papiloma humano (VPH).
  • nutrición inadecuada. El grupo de riesgo incluye a las personas que diariamente consumen alimentos grasos, dulces y ricos, mientras que casi no hay verduras, frutas y fibra.
  • trabajo asociado con el contacto prolongado con sustancias nocivas,
  • estilo de vida pasivo, sobrepeso,
  • Abuso de alcohol y tabaco.

La presencia de uno o varios factores puede causar el desarrollo del cáncer de colon, por lo que primero es necesario erradicar las causas de raíz.

Clasificación del adenocarcinoma de colon

La enfermedad tiene una clasificación, los tipos de adenocarcinoma difieren entre las células cancerosas y las normales. El examen histológico de las fibras tumorales tomadas durante una biopsia se divide en los siguientes tipos:

  • tumor altamente diferenciado
  • Adenocarcinoma de colon moderadamente diferenciado,
  • Adenocarcinoma de colon poco diferenciado,
  • mucinoso
  • Adenocarcinoma de colon del colon,
  • tabular
  • Todas estas especies difieren en el grado de progresión y la velocidad de desarrollo.

Adenocarcinoma de colon altamente diferenciado

El adenocarcinoma altamente diferenciado es menos peligroso que otras especies, porque el número de células cancerosas es mínimo. Las células cancerosas se diferencian de las sanas por el tamaño de los núcleos, que están ligeramente agrandados. Pero como son similares, continúan cumpliendo su función. El adenocarcinoma de bajo grado se caracteriza por un resultado favorable. Durante el examen, no se detecta un aumento en su número, y tampoco hay metástasis a los órganos cercanos.

Adenocarcinoma del colon moderadamente diferenciado.

El adenocarcinoma moderadamente diferenciado se presenta en una forma más grave y ocupa el cuarto lugar entre las formaciones tumorales. Las células cancerosas proliferan en todo el intestino, lo que conduce a su obstrucción. A menudo, el hecho de que los tumores de gran tamaño provoquen la rotura de la pared intestinal, conduce al descubrimiento de una hemorragia interna. Además, el proceso del cáncer puede afectar la aparición de fístulas entre los órganos que conducen a la peritonitis; esta circunstancia agrava el curso de la enfermedad y, por lo tanto, la recuperación.
El adenocarcinoma del colon moderadamente diferenciado requiere tratamiento inmediato, ya que esta forma tiene un alto riesgo de transición a una forma de baja diferenciación, que a su vez es la más agresiva.

Adenocarcinoma de colon poco diferenciado.

El adenocarcinoma de bajo grado se diagnostica en cada quinto paciente y se caracteriza por el grado más alto de malignidad. Las células cancerosas de esta forma tienen un rápido crecimiento y se diseminan a los órganos y tejidos cercanos, mientras que la enfermedad se puede diagnosticar en una etapa temprana. Un tumor de este tipo no tiene límites claros, y la metástasis ocurre 3 veces más rápido y con mayor frecuencia, a diferencia de otros tipos de adenocarcinoma. Mientras progresa, el tumor puede ocupar grandes áreas de los intestinos, así como propagarse a otros órganos. Este tipo de tratamiento en el 90% no cede y el pronóstico en estos pacientes, por desgracia, es desfavorable. Para aliviar los síntomas, los médicos solo prescriben medicamentos sintomáticos que ayudan a eliminar parcialmente el dolor.

Adenocarcinoma de colon tubular

Un tumor tubular puede no ser diagnosticado durante mucho tiempo. Esto ocurre debido a síntomas no brillantes o muy débiles, que se agravan con la progresión de la enfermedad. En etapas posteriores, este tipo de tumor puede causar sangrado. Básicamente, la enfermedad se detecta por casualidad durante un examen de rayos X. El adenocarcinoma tubular del colon tiene células cancerosas en forma de cilindro o cubo. El cáncer de este tipo es difícil de curar y tiene un resultado desfavorable.

Adenocarcinoma mucinoso de colon

El tumor mucinoso es un tipo raro de tumor endometrial. El tumor contiene células quísticas que producen mucina (moco). Este moco es el componente principal del tumor y puede formarse en cualquier órgano. Se caracteriza por metástasis a los ganglios linfáticos cercanos. Este tipo de recurrencia es peligroso.

Cuadro clínico de la enfermedad.

El adenocarcinoma de colon en la etapa inicial de desarrollo no tiene manifestaciones clínicas, por lo que los síntomas son débiles o están completamente ausentes. Más a menudo, el cáncer es una consecuencia de una enfermedad crónica ya existente del intestino grueso, por lo tanto, la manifestación de adenocarcinoma al principio es percibida por los pacientes como una exacerbación. La sintomatología puede consistir en un complejo de manifestaciones, cada una de las cuales no es evidencia directa de la presencia de cáncer de colon.

Los principales síntomas del adenocarcinoma de colon:

  • dolor abdominal
  • perdida del apetito
  • náusea
  • debilidad
  • diarrea
  • hinchazón
  • La presencia de sangre en las heces.
  • una fuerte disminución de peso
  • Aumento de la temperatura corporal.

Todos estos síntomas no tienen una manifestación fuerte. Pero a medida que el cáncer crece y se desarrolla, aparecen síntomas más pronunciados: dolor severo en el abdomen, pesadez, acidez estomacal y, a veces, vómitos, la secreción purulenta puede aparecer en las heces, todos síntomas de intoxicación severa del cuerpo.

Etapas de la diseminación del adenocarcinoma de colon.

Etapas del adenocarcinoma:

  1. La primera etapa. La mucosa y la submucosa del intestino se ven afectadas, debido a los síntomas débiles, es difícil de diagnosticar.
  2. Segunda etapa Las células cancerosas invaden el tejido muscular del intestino y entran. Las células cancerosas no afectan los órganos adyacentes y los ganglios linfáticos. En esta etapa el paciente comienza a sufrir de estreñimiento, aparece moco y sangre.
  3. La tercera etapa. Un tumor canceroso crece a través de la pared intestinal. El tumor propaga metástasis a los ganglios linfáticos cercanos. En esta etapa, el paciente sufre de dolor severo.
  4. Cuarta etapa. El tumor tiene un tamaño colosal, germinando en los órganos adyacentes y los ganglios linfáticos.

El intervalo de tiempo entre las etapas de la enfermedad puede ser de 12 meses.

Diagnóstico de la enfermedad

Para identificar el adenocarcinoma de colon se utilizan varios estudios:

  • encuesta de pacientes
  • historia tomando
  • examen digital: examen de la porción final del colon,
  • análisis de orina
  • hemograma completo
  • análisis de sangre para marcadores tumorales (REA, AFP, CA 19-9, CA 242, CA 72-4, CA 125, LASA-P, CYFRA 21-1, SCC),
  • un análisis de sangre oculta en heces,
  • colonoscopia
  • biopsia de tejidos tumorales,
  • irrigoscopia
  • sigmoidoscopia
  • Resonancia magnética
  • Ultrasonido

Si se sospecha un cáncer de colon, el médico envía primero al paciente para que le realicen pruebas, luego realiza una ecografía y contraste de rayos X, y solo después de realizar todos los procedimientos de diagnóstico y de laboratorio, realiza el diagnóstico final.

Tratamiento del adenocarcinoma de colon.

La elección de uno u otro método de tratamiento del adenocarcinoma de colon depende de la etapa de la enfermedad.

Existen los siguientes tipos de tratamiento:

  1. Método quirúrgico. La cirugía para el adenocarcinoma de colon se lleva a cabo mediante el método de extirpación de onco-tumores. El tipo de cirugía depende de la ubicación del tumor, su tamaño y la etapa de distribución. Los tumores de tamaño pequeño se eliminan por completo. La capacidad funcional del intestino no se altera. Para tumores de gran tamaño, que penetran en el grosor intestinal, use colectomía. Una colectomía es una extracción significativa de parte del tracto digestivo. Después de extirpar parte del intestino, los médicos crean una colostomía: esta es la abertura de salida a la que están unidas las hembras. La laparoscopia es la extirpación de los tumores oncone sin abrir la cavidad abdominal. Este tipo de cirugía es la más segura. Gracias a la laparoscopia, la recuperación del paciente es más rápida, ya que la cirugía se realiza con unos pocos pinchazos de la cavidad abdominal. Además del tumor en sí, se extraen los ganglios linfáticos adyacentes. Unos días antes de la operación, el paciente debe seguir una dieta sin escoria, también se prescriben laxantes y un enema de limpieza. Durante la operación, los tejidos cancerosos no se tocan debido al riesgo de propagación de las células cancerosas. Los vasos sanguíneos se sujetan y luego se extirpa la parte afectada del intestino.
  2. Quimioterapia La quimioterapia para el adenocarcinoma de colon se lleva a cabo como una lucha integral contra el cáncer. Es, por así decirlo, un método de tratamiento auxiliar. Aplique medicamentos como: Leucovorin, Raltitreksid, Fluorouracil, Capecitabine, etc. Los fondos enumerados se pueden usar en combinación. Se utilizan fármacos citotóxicos que combaten las células cancerosas. La quimioterapia a menudo se lleva a cabo en conjunto con la operación. La quimioterapia antes de la cirugía ayuda a detener la propagación de las células cancerosas, y después de la cirugía ayuda a evitar una recaída.
  3. Radioterapia. El tratamiento del adenocarcinoma por exposición a la radiación ayuda a reducir el área de propagación del cáncer, así como a detener las metástasis. Este método se usa muy raramente, porque El colon cada vez cambia su posición cuando el paciente se mueve. El pollito está rígidamente fijo y la zona afectada es irradiada. Dicho tratamiento se realiza tanto antes como después de la cirugía. La irradiación también se lleva a cabo con un tumor grande, cuando la cirugía es inapropiada. Una operación para el adenocarcinoma no siempre se puede realizar, ya que el área y el grosor de la germinación pueden no permitir. El tratamiento del cáncer de colon debe llevarse a cabo de otras maneras: el nombramiento de medicamentos y la radiación. Las metástasis en los ganglios linfáticos y órganos adyacentes ayudarán a detener la exposición a la radiación.

Tratamiento de los remedios populares del adenocarcinoma de colon.

La terapia tradicional para el cáncer de intestino se utiliza como terapia complementaria. Antes de comenzar a utilizar la terapia popular, debe consultar con su médico.

  1. 1 cucharadita de raíz de cálamo, 3 cucharadas y media de color papa, 1.5 cucharadas de flores de caléndula y 4 cucharadas de raíz de ajenjo. Mezclar la mezcla con agua hirviendo y dejar reposar durante 5-6 horas. El filtro de infusión resultante y tomar antes de comer 100 ml.
  2. Enema: se utiliza ampliamente para lesiones tumorales. Es necesario tomar agua purificada y vitriol azul en la proporción de 2 litros de agua por 100 ml. vitriolo. El tratamiento no debe durar más de 14 días.
  3. 1 cucharada. Cuchara de celidonia verter 1 taza de agua hirviendo. Insistir 20-30 minutos. Caldo de caldo y tomar 1 cda. Cuchara 2-3 veces al día.

Metástasis para adenocarcinoma de colon

Las metástasis en el adenocarcinoma de colon afectan a otros órganos y ganglios linfáticos. La propagación de las células cancerosas se produce de varias maneras. El primero es por vía linfogénica y hematógena, que se observa en el 10% de los pacientes, y el segundo durante la germinación del tumor en los tejidos y órganos vecinos, que representa el 60% de todos los casos. En la mayoría de los casos, las metástasis se encuentran en personas en los estadios 3 y 4 del cáncer.

Pero vale la pena señalar que el cáncer es peligroso no solo por metástasis, sino también por las expresiones, el sangrado y la desintegración del cáncer. La lesión infecciosa conduce a la formación de abscesos y una mayor perforación del sitio necrótico de la neoplasia. El 40% de los pacientes sufre una obstrucción parcial o completa, lo que también afecta negativamente al sistema urinario.

Ejemplo de menú y dieta para el cáncer glandular de colon.

Una adecuada nutrición y dieta para el adenocarcinoma de colon es una de las condiciones más importantes para la recuperación. Los pacientes deben excluir de su dieta una gran cantidad de productos.

Productos útiles para los cánceres del sistema digestivo: verduras y frutas (debe prestar atención a las raíces amarillas, verdes y rojas), verduras, jugos de zanahoria y remolacha, puré de sopas, cereales, calabaza, carne hervida, tortilla de vapor, queso cottage, Pan (salvado), aceite vegetal, té verde.

Alimentos prohibidos para los cánceres del sistema digestivo: azúcar, té fuerte, café, alcohol, alimentos fritos y grasos, carnes ahumadas, salsas, condimentos, champiñones, alimentos enlatados, grasa animal.

Recomendaciones para la adopción de escrituras en el postoperatorio:

  • comida en pequeñas porciones,
  • eliminación de largas pausas entre comidas,
  • comer sólo alimentos hechos puré,
  • No beba ni coma frío, solo caliente,
  • Los productos no pueden ser fritos, solo cocinar o cocinar al vapor.
  • Excluir completamente los productos de fermentación.

La dieta debe incluir papilla en el agua, excluir alimentos picantes y salados. Se da preferencia a las sopas magras, comer solo verduras y frutas frescas. El menú diario debe ser rico en fibra.

Ejemplo de menú en el postoperatorio:

  • 1 desayuno: agua mineral sin gas con zumo de limón,
  • 2 desayunos: verduras, frutas, nueces, kéfir - ½ taza,
  • Almuerzo: sopa de caldo de pollo, ensalada de verduras frescas, pescado magro hervido o ternera magra o pollo
  • Almuerzo: zumo de fruta, pan integral,
  • Cena: Verduras Al Horno,
  • 2 cenas: jugo de verduras o frutas.

Predicción y prevención de enfermedades.

Adenocarcinoma moderadamente diferenciado, el pronóstico para enfermedades tempranas, así como con un tratamiento adecuado y complejo en el estadio 1-2 es de hasta el 40%, en el estadio 3, no más del 15%. El pronóstico para este tipo de adenocarcinoma depende de qué tan temprano se diagnosticó la enfermedad.

Adenocarcinoma de bajo grado, el pronóstico en ancianos es del 50%. Después de la cirugía para extirpar el tumor, el riesgo de recurrencia y recurrencia del cáncer glandular es alto. La supervivencia a cinco años en pacientes más jóvenes no es más del 40%.

Adenocarcinoma altamente diferenciado, el pronóstico es el más favorable, más del 50% de las personas lograron vencer al cáncer.

El pronóstico depende de la etapa de la enfermedad, pero en cualquier caso, la prevención de drogas y la dieta son necesarias.

Causas del adenocarcinoma de colon

Las causas del adenocarcinoma de colon se deben a muchos factores. Una vez identificada la causa de la enfermedad, puede prevenir su desarrollo. Hay una serie de factores que aumentan significativamente el riesgo de desarrollar oncología:

  • Predisposición hereditaria
  • La vejez
  • Alimentos irracionales (deficiencia de vitaminas, minerales y oligoelementos).
  • Infección del virus del papiloma humano.
  • Efectos adversos de diversos medicamentos.
  • El sexo anal
  • Larga constipación.
  • Enfermedades del intestino grueso (fístula, tumores, colitis, pólipos).
  • Trastornos nerviosos.
  • Condiciones de trabajo perjudiciales, incluido el trabajo con amianto.

Por supuesto, eso a menudo combina varios factores que causan enfermedades. Al limitarse a los factores predisponentes, puede prevenir el desarrollo de la oncología.

Adenocarcinoma de colon diferenciado

El adenocarcinoma diferencial del colon es bien tratable, a diferencia de otras variantes histológicas del tumor. Si la enfermedad se detectó en una etapa temprana del desarrollo, entonces se usa quimioterapia o radioterapia para el tratamiento. Esto le permite retardar el crecimiento de tumores y prevenir la metástasis. Más tarde, el paciente es operado y el tumor maligno se elimina completamente con una restauración adicional de la integridad intestinal.

El cáncer diferenciado tiene un pronóstico positivo de supervivencia a cinco años en pacientes de todas las edades. Para prevenir su desarrollo, es necesario someterse a exámenes médicos regulares, y en el primer momento los síntomas patológicos no posponen la visita al médico.

Tratamiento del adenocarcinoma de colon.

El tratamiento del adenocarcinoma de colon depende de su estadio y forma. La terapia de combinación más utilizada, ya que el cáncer es sensible a los efectos de la radiación. Después de un ciclo de irradiación en la mayoría de los pacientes, el tumor se reduce a medida que las células malignas mueren. La radioterapia mejora los resultados de la cirugía al reducir la probabilidad de inflamación de los tejidos y la transferencia de células tumorales. La terapia con medicamentos y la adherencia a una dieta especial es obligatoria.

Considere los principales métodos de tratamiento de las lesiones malignas del colon:

  1. Quimioterapia: se utiliza una combinación de fármacos 5-fluorouracilo con leucovorina o irinotecán. La eficacia tiene medicamentos Capecitabina, Ftorafur y Raltitreksid. Los fondos listados se pueden utilizar en combinación.
  2. La radiación rara vez se usa para tratar el cáncer de colon, ya que todas sus divisiones, excepto el recto, son muy móviles y cambian la posición de la posición en la cavidad abdominal según la postura del paciente. La irradiación se puede utilizar en la preparación para o después de la cirugía. Esto reduce la cantidad de neoplasma y suprime la aparición de metástasis.
  3. Para los pacientes con este tipo de cáncer no hay una dieta especial, pero hay una serie de recomendaciones sobre nutrición. En la dieta debe haber muchas frutas y verduras. Se debe prestar especial atención a la terapia de la vitamina. Si el paciente tuvo una resección intestinal, entonces la dieta debe ser una comida liviana que no permanezca en el estómago, no cause flatulencia y náuseas. Comer es necesario según el régimen, observando el balance hídrico.

Existen métodos tradicionales de tratamiento, que pueden utilizarse como terapia adyuvante. Pero antes de comenzar su uso, debe consultar con su médico.

  • Mezcle una cucharada de raíz de cálamo, tres cucharadas y media de color papa, una cucharada y media de flores de caléndula y cuatro cucharadas de raíz de ajenjo. Llene la mezcla con agua hirviendo y deje reposar durante 5-6 horas. La infusión resultante debe filtrarse y tomarse en 100 ml antes de cada comida.
  • Las lesiones tumorales son tratadas por enemas. Para estos fines, se utiliza agua purificada con sulfato de cobre (dos litros de agua por 100 ml de concentrado de vitriol). La duración del tratamiento no debe exceder de 14 días.
  • Una cucharada de hierba celidonia vierta 200 ml de agua hirviendo y deje reposar durante 20-30 minutos. Colar el caldo y tomar 1 cuchara 2-3 veces al día antes de las comidas.
  • Las propiedades anticancerígenas del gopher tienen grasa. Coma 4 cucharadas de grasa por día o cocine toda la comida. Tal terapia durante el mes mejora significativamente la condición del paciente.

Cirugía para el adenocarcinoma de colon

La cirugía para el adenocarcinoma de colon se considera el método terapéutico más eficaz. Durante la operación, no solo se elimina la neoplasia, sino también los tejidos afectados por metástasis. Antes de la operación, el paciente está esperando una preparación especial, que es una dieta sin escoria, toma laxantes y limpia enemas 3-5 días antes de la cirugía. Además, es posible lavar el tracto digestivo con la ayuda de una herramienta especial Lavage o Fortrans.

Durante la operación, es muy importante que las células tumorales no se transfieran con el flujo de sangre a través del cuerpo, por lo que no tocan el tumor. Para estos fines, pellizque los vasos sanguíneos y corte el área del intestino afectado. Con metástasis a distancia, la eliminación no es efectiva, pero la operación todavía se lleva a cabo. La cirugía es necesaria para prevenir posibles complicaciones, es decir, sangrado, inflamación y dolor. Si la enfermedad tiene un grado grave, es necesaria la cirugía para normalizar el trabajo del intestino debido a la formación de una colostomía.

Si el cáncer causa complicaciones, la cirugía se realiza de manera urgente. En la primera etapa, se extirpa el tumor y se eliminan las complicaciones. En la segunda etapa, se forma la colostomía, que puede ser de un solo barril o de doble barril. En el primer caso, el proceso de excreción de masas fecales pasa a través de la colostomía, y en el segundo, el movimiento fecal es posible de una manera natural. El funcionamiento normal del intestino se restaura en 2-7 meses después de la cirugía.

Pronóstico de adenocarcinoma de colon

El pronóstico del adenocarcinoma de colon depende completamente de qué etapa de la enfermedad se detectó y cómo se trató. El pronóstico se basa en la extensión de la lesión, la presencia de metástasis y el estadio de la enfermedad. Si el paciente se sometió a una cirugía, los próximos 5 años se consideran críticos, ya que es posible el retorno de la enfermedad. Con la cirugía radical, que implica la extirpación de una gran área del intestino, la tasa de supervivencia alcanza el 90%. Pero, cuanto más alta es la etapa y la prevalencia de la enfermedad, menos pacientes sobreviven durante los 5 años posteriores a la cirugía. Si el cáncer ha hecho metástasis en los ganglios linfáticos, la tasa de supervivencia es del 50%.

Los principales factores que afectan la supervivencia de los pacientes son:

  • Tamaño, estadio, profundidad de germinación del tumor.
  • Los resultados del análisis histológico.
  • La presencia de metástasis regionales.
  • El grado de diferenciación del tumor.

Predicción de supervivencia en adenocarcinoma de colon de diferente diferenciación:

  1. Altamente diferenciado - tiene el pronóstico más favorable. Cinco años de supervivencia del paciente del 50%. En pacientes de edad avanzada, el tumor prácticamente no hace metástasis y no afecta a los órganos vecinos. Pero la tasa de supervivencia de los pacientes jóvenes con cáncer en el 40%.
  2. Moderadamente diferenciado: poco tratable, ya que es difícil encontrar un fármaco eficaz para la quimioterapia. La cirugía es posible con métodos adicionales de terapia.
  3. Mal diferenciado: el tipo de cáncer más peligroso, que se caracteriza por un curso agresivo y un rápido crecimiento. Este tipo de oncología prácticamente no es tratable, por lo que el pronóstico es malo.

El adenocarcinoma de colon es una enfermedad maligna que requiere tratamiento urgente. Cuanto antes se encuentre, más rápido se seleccionará el tratamiento efectivo y, por lo tanto, mayores serán las posibilidades de restablecer el funcionamiento normal del cuerpo.

Pezón faterov

El pezón Adenocarcinoma Vateri puede combinar tumores de diferente origen. Se despliegan en la región distal del conducto biliar y se extienden al área duodenal y manifiestan una gran cantidad de síntomas. El tumor crece a partir del epitelio pancreático o de las células regeneradas del tejido glandular del páncreas.

La oncogénesis crece lentamente y tiene tamaños pequeños. Pero en el caso del crecimiento metastatiza el hígado y otros órganos y ganglios linfáticos. Las causas del desarrollo no se comprenden completamente, pero se sabe que la causa del adenocarcinoma del pezón Vater está relacionada con la poliposis hereditaria o la mutación del gen K-ras.

Los principales síntomas de este tipo de onco-tumores incluyen:

  • pérdida de peso severa, incluyendo anorexia,
  • ictericia crónica,
  • prurito y vómitos
  • indigestión
  • dolor en el abdomen,
  • dolor de espalda en las últimas etapas
  • un aumento de temperatura sin motivo
  • Manchas de sangre en las heces.

Intestino grueso

El adenocarcinoma del intestino grueso es similar en los síntomas a un tumor del intestino delgado. Combina tumores con diferente localización, textura y estructura de las células en ciegos, colon y recto. Como resultado de la degeneración de las células de la mucosa intestinal y el onkoopukhol comienza a crecer.

Aunque los tumores malignos se desarrollan de la misma manera, cada especie tiene sus propias peculiaridades de crecimiento: crecimiento lento o tiempo prolongado dentro de los límites del intestino. Pero todos los tumores provocan procesos inflamatorios en los tejidos, lo que contribuye a la propagación del cáncer a otros órganos y tejidos. De este modo, se forman tumores secundarios que no dan metástasis en las dos primeras etapas. En las últimas etapas, el adenocarcinoma del intestino metastatiza, las células llevan la sangre a la cavidad linfática, el hígado, los pulmones. Varios tumores pueden ocurrir simultáneamente o uno tras otro.

Cuando el adenocarcinoma del intestino grueso afecta la membrana mucosa, cambia sus células. El tumor crece a través de la membrana hacia el peritoneo. Los síntomas se manifiestan por dolor recurrente en la parte inferior del abdomen, alternando el estreñimiento con diarrea, disminución del apetito, náuseas y vómitos irracionales. Las etapas iniciales del desarrollo de onco-tumores se caracterizan por la similitud con la poliposis, por lo tanto, la diferenciación es necesaria en el diagnóstico. Un tumor progresivo conduce a la aparición de secreción purulenta, moco y sangre en las heces.

En el intestino grueso, el tumor se ulceró rápidamente debido al efecto constante de las heces. Por lo tanto, el cuerpo está infectado, lo que conduce a intoxicación, dolor severo en el abdomen, fiebre, peritonitis. Puedes ver estos factores por análisis de sangre.

Colon sigmoide

El adenocarcinoma del colon sigmoide se desarrolla de la siguiente manera:

  • no hay metástasis, el tumor mide 15 mm de diámetro,
  • Las metástasis regionales únicas aparecen en el tamaño de la mitad del diámetro del intestino, sin germinación a través de la pared intestinal externa,
  • muchas metástasis distantes con cierre completo de la luz del colon sigmoide, crecen en órganos ubicados cerca.

En el colon sigmoide, se desarrolla una neoplasia debido a un exceso de carne y grasa animal, falta de fibra, vitaminas.

Y también por la razón:

  • edad avanzada:
  • estilo de vida sedentario
  • estreñimiento, mucosa intestinal traumática,
  • pólipos, ileítis terminal, diverticulosis,
  • colitis ulcerosa.

La displasia premaligna de la mucosa precede al adenocarcinoma. Los síntomas de adenocarcinoma se manifiestan como dolor en la región ileal, flatulencia, diarrea y estreñimiento, convirtiéndose en obstrucción intestinal, moco con pus y sangre en las heces.

Ciego

La neoplasia intestinal más frecuente es el adenocarcinoma de ciego. Se encuentra en niños y ancianos. Antes de su desarrollo, hay un período de una condición precancerosa, por ejemplo, el crecimiento de pólipos. El cáncer del ciego se presenta por las mismas razones que en el sigmoide, así como en los alimentos grasos y no balanceados, la harina y los productos ahumados, el sexo anal, la presencia de tumores vellosos y el virus de la almohada.

Un tumor en el ciego es difícil de detectar en los estadios 1 a 2 de la enfermedad. Por lo tanto, los científicos médicos aún no han encontrado métodos para la prevención del cáncer en el ciego.

El recto

El adenocarcinoma del recto es un flagelo para las personas mayores de 50 años. Las razones de su desarrollo están asociadas con una mala nutrición y la falta de fibra en la dieta, con trabajo en malas condiciones: contacto con asbestos, productos químicos, emisiones de radio. La inflamación del recto y el virus del papiloma, la poliposis y el sexo anal contribuyen al desarrollo del cáncer tumoral. Los síntomas también aparecen ataques desagradables o dolorosos en el recto, al vaciar, así como falsos impulsos para defecar, estreñimiento y diarrea, la aparición de secreciones de la sangre.

El recto tiene tres partes: anal, ampular y nadampular. Más a menudo, un tumor de adenoma o cáncer sólido se despliega en la zona ampular y crece a partir del tejido epitelial de la estructura glandular.

En la región anorectal, el melanoma surge de varias capas de epitelio escamoso, en la sección anal - carcinoma de células escamosas.

Tiene varios tipos y se divide en:

  • adenocarcinoma
  • escamoso
  • anillo cricoides,
  • adenocarcinoma de la mucosa,
  • escamoso glandular,
  • indiferenciado

El adenocarcinoma a menudo crece en el intestino del colon rectal y en el recto, un tumor de células escamosas o cáncer de células escamosas del intestino. Su forma es desigual y se asemeja a una úlcera o coliflor. El curso es agresivo y rápido, las metástasis tempranas afectan los ganglios linfáticos y los órganos internos.

Causas del adenocarcinoma intestinal

Según la anatomía intestinal, existen varias áreas en las que puede aparecer un adenocarcinoma intestinal, existen causas comunes y otras relacionadas con una cierta parte del intestino.

Las causas comunes del adenocarcinoma intestinal están relacionadas con la forma de vida y las predilecciones de una persona. A saber:

  • alimentos grasos, dulces, alcohol,
  • Falta de cereales, frutas y verduras.
  • pasión por los platos de carne
  • estreñimiento - el primer signo de adenocarcinoma,
  • colitis y pólipos e inflamaciones,
  • predisposición genética
  • Condiciones de trabajo y de vida nocivas (en zonas patógenas).
  • mala calidad del agua,
  • Virus del papiloma y el sexo anal.

Síntomas y signos de la enfermedad.

Los síntomas específicos del adenocarcinoma intestinal, especialmente en las primeras etapas, estarán ausentes. Posteriormente, los pacientes deberán acudir al médico con síntomas de dolor recurrente en el abdomen, distensión abdominal, gases, un cambio de estreñimiento y diarrea, la aparición de secreción sanguinolenta y mucosa-purulenta en las heces.

Con el crecimiento, los signos de adenocarcinoma intestinal se agravan, aparecen náuseas y vómitos irrazonables, se pierde el apetito y se reduce el peso. Un tumor agrandado se puede palpar a través de la pared peritoneal.

En los estadios 3-4, el adenocarcinoma intestinal se hace sentir, aparecen los síntomas:

  • obstrucción del intestino: la incapacidad de defecar,
  • la aparición de vómitos fecales,
  • malestar en los intestinos,
  • sangrado y anemia,
  • letargo, debilidad y pérdida de rendimiento,
  • Fenómenos peritoneales.

Adenocarcinoma intestinal altamente diferenciado

Las células tumorales se diferencian de las células normales por algún aumento en los núcleos celulares. Realizan la misma función. Por lo tanto, después de un tratamiento adecuado, el cuerpo da una respuesta positiva al cáncer glandular, altamente diferenciado, y es posible una cura completa. En pacientes de edad avanzada, el tumor no crece y no hace metástasis a otros órganos después de la terapia. En pacientes jóvenes, sigue existiendo la probabilidad de recurrencia dentro de los 12 meses posteriores a la cirugía y la formación de tumores secundarios.

Adenocarcinoma intestinal moderadamente diferenciado

Las consecuencias del adenocarcinoma de este tipo son más serias. Las células epiteliales crecen y conducen a la obstrucción intestinal. El tumor alcanza un tamaño grande y con frecuencia rompe la pared intestinal, causando sangrado.

En los intestinos, se forman fístulas en las paredes y se desarrolla peritonitis, lo que agrava el curso de la oncología. Cuando se extrae un tumor y se realiza un tratamiento complejo, se puede lograr un buen resultado de predicción de supervivencia a cinco años: 65-75%.

Factores etiológicos en el desarrollo del adenocarcinoma.

El desarrollo del adenocarcinoma de colon no tiene una razón definida, por lo tanto, es posible defenderse de este problema solo con la ayuda de cierto conocimiento de la enfermedad. Los oncólogos identifican el factor hereditario como el factor predisponente más importante en el desarrollo del cáncer glandular. El riesgo de enfermarse de cáncer se ve agravado por una serie de los siguientes factores:

  • predisposición genética
  • situación ecológica desfavorable
  • abuso de alcohol y tabaco,
  • ingesta excesiva de alimentos saturados con grasas saturadas (animales) y carbohidratos,
  • ignorando las frutas y verduras frescas en la ración diaria diaria,
  • estilo de vida sedentario
  • enfermedades de trastornos metabólicos (diabetes, obesidad, distrofia),
  • la defensa corporal reducida puede no funcionar en el proceso inicial de división de células atípicas,
  • Envenenamiento crónico con productos químicos o venenos oncogénicos,
  • El virus del papiloma humano puede desencadenar el desarrollo de un proceso tumoral,
  • El pronóstico para el adenoma de colon puede ser bastante trágico, ya que los tumores benignos en la mayoría de los casos degeneran en cáncer.
  • enfermedades crónicas del intestino grueso (hemorroides, fístulas, paraproctitis, papilomas, pólipos),
  • sexo anal
  • Estreñimiento frecuente o diarrea.
La combinación de varios de estos factores predisponentes con un historial hereditario agravado en algunos casos provoca el desarrollo de adenocarcinoma rectal. Las personas mayores son más susceptibles a los procesos oncológicos.Sin embargo, hay individuos jóvenes.

Manifestaciones patológicas del adenocarcinoma.

Desafortunadamente, el adenocarcinoma de colon no se manifiesta durante mucho tiempo, es decir, no hay signos específicos en las primeras etapas. El cáncer glandular también es peligroso porque su diagnóstico en las primeras etapas es extremadamente difícil y, como regla, se revela completamente por casualidad, durante un examen de rutina. Los síntomas habituales de problemas crónicos de colon comunes a los humanos pueden causar Los adenocarcinomas en el colon se desarrollan de manera imperceptible hasta la etapa de desintegración del cáncer. Con la aparición de síntomas patológicos manifiestos. Los oncólogos recomiendan prestar atención a la aparición de los siguientes síntomas:

  • pesadez constante en el abdomen,
  • dolor recurrente en el ano,
  • Desarrollo de debilidad general, sensación de fatiga constante,
  • falta de apetito
  • pérdida significativa de peso,
  • la aparición de episodios periódicos de subfebrile en la noche,
  • flatulencia constante,
  • Dolor y dificultad en el acto de defecar,
  • hay sangre, moco en las heces, y en las últimas etapas hay una gran cantidad de pus,
  • Los síntomas de intoxicación general están creciendo en forma de náuseas, vómitos, palidez de la piel, sequedad de las membranas mucosas.
Cuanto antes una persona preste atención a la manifestación de los síntomas patológicos del cáncer intestinal, mayor será el porcentaje de efectividad del tratamiento y el pronóstico futuro más prometedor de la vida.

Etapas del desarrollo y progresión del adenocarcinoma.

Hay 4 etapas de adenocarcinoma de colon. En cada etapa, un tumor canceroso afecta el tracto gastrointestinal y el cuerpo en su totalidad de diferentes maneras. Los especialistas caracterizan las etapas del adenocarcinoma de esta manera:

  • En la primera etapa, el tumor se localiza en el grosor de la mucosa intestinal y no tiene efecto en la actividad vital del cuerpo humano.
  • En la segunda etapa de la progresión del adenocarcinoma, la neoplasia comienza a sobresalir en la luz intestinal, por lo general no se observa metástasis, sin embargo, en el caso de un proceso agresivo, los órganos vitales pueden dañarse al comienzo de la enfermedad, que generalmente termina en la muerte.
  • La tercera etapa del cáncer glandular se considera la más diagnosticable, pero en esta etapa, en la mayoría de los casos, se observa metástasis a los ganglios linfáticos regionales, lo que reduce significativamente el porcentaje de tratamiento exitoso y pone en riesgo un pronóstico favorable para la vida posterior.
  • en la cuarta etapa, el adenocarcinoma del intestino es grande, involucrando el proceso patológico de las estructuras cercanas y la aparición de metástasis distantes del sitio del foco primario.

El pronóstico más favorable y la supervivencia a cinco años en el 65% de todos los casos de oncología se observan cuando se detecta un tumor en la etapa 1-2 de desarrollo.

La etapa Z de oncología sin la presencia de metástasis tiene un 35-40% de resultados favorables, sin embargo, si hay metástasis, la tasa de supervivencia disminuye considerablemente y es aproximadamente de 10-13%. La cuarta etapa del proceso del cáncer se da solo del 3-5% de los casos posibles de supervivencia.

Principios básicos para el diagnóstico de adenocarcinoma.

Para hacer un diagnóstico preciso, prescribir un tratamiento adecuado y eficaz, el oncólogo realiza un examen exhaustivo y prescribe una serie de exámenes adicionales que permitirán una verdadera diferenciación del diagnóstico. Un plan de encuesta para la sospecha de adenocarcinoma intestinal se ve algo como esto:

  • Recopilación de una historia de la vida, en la que se otorga especial importancia a aclarar la cuestión de si hubo casos de oncología en familiares de sangre.
  • la historia de la enfermedad permite aclarar la información sobre la aparición de manifestaciones de síntomas patológicos y la naturaleza de las quejas subjetivas,
  • examen por palpación de los ganglios linfáticos, órganos de la cavidad abdominal y el recto mismo, que en la mayoría de los casos permite un diagnóstico preliminar,
  • exámenes generales de sangre y orina periféricos,
  • un análisis de sangre bioquímico que dará una idea de cómo funcionan el hígado, el páncreas y los riñones,
  • prueba de heces para detectar sangre oculta,
  • El procedimiento de sigmoidoscopia le permite inspeccionar el colon a una profundidad de más de 30 centímetros,
  • con el adenocarcinoma de colon, todas las secciones intestinales se pueden examinar en detalle mediante colonoscopia,
  • En el método de investigación endoscópica, se toma una biopsia, es decir, un elemento del tejido tumoral para un examen histológico detallado, que permite determinar el tipo y grado de diferenciación.
  • Los estudios que utilizan tecnología médica más precisa, es decir, un tomógrafo computarizado o imágenes de resonancia magnética, proporcionan una imagen detallada y en capas del proceso del tumor, las lesiones intestinales y la prevalencia de metástasis en el cuerpo humano.

Una comparación de todos los hallazgos del examen en profundidad nos permite identificar las causas del adenocarcinoma de colon, su tipo y grado de diferenciación, así como determinar la extensión del daño a los órganos y sistemas. Dichos datos ayudarán en gran medida al médico a decidir un plan de tratamiento y proporcionar un pronóstico adicional para la vida y la salud del paciente. En algunos casos, este examen elimina completamente el diagnóstico de adenocarcinoma.

¿Cómo se manifiesta la enfermedad?

Desafortunadamente, el adenocarcinoma intestinal es una enfermedad muy peligrosa que, a medida que se desarrolla, prácticamente no se transmite. Como regla, tal defecto se forma en el contexto de la inflamación crónica del colon, y por lo tanto una persona toma su manifestación como un agravamiento de su enfermedad. De manera abrumadora, el adenocarcenoma se hace sentir en el caso en que ya ha aparecido metástasis.

En cuanto a los signos tempranos, incluyen los siguientes:

  • problemas con las heces regulares,
  • impurezas de la sangre en las heces,
  • Secreción mucosa con fragmentos de sangre al comienzo de un movimiento intestinal.
  • si la enfermedad progresa, entonces una persona tiene dolor agudo o sordo en la región intestinal,
  • Con el tiempo, las sensaciones dolorosas se hacen más pronunciadas,
  • en la última etapa, se puede abrir una hemorragia intestinal, se desarrolla anemia y se produce una intoxicación general de todo el organismo.

Esta es una manifestación de adenocarcinoma de colon. El pronóstico suele ser decepcionante.

Cuanto más ataca esta enfermedad, más se empieza a cansar la persona, esa debilidad surge debido a la intoxicación por cáncer. Una violación de la asimilación normal de los alimentos lleva al hecho de que una persona comienza a perder peso dramáticamente.

Cuanto más progresa esta enfermedad, más síntomas secundarios se manifiestan en los humanos, en la última etapa, la temperatura corporal puede aumentar a 38 grados. La forma de las heces también está muy alterada y el estreñimiento se alterna con la diarrea y tiene un fuerte olor a fétidos.

A menudo, el paciente comienza a sentir que no ha vaciado sus intestinos por completo. Como resultado, se produce una contracción convulsiva de los músculos y aparecen falsos impulsos para excretar las heces. Además, una persona puede ir al baño hasta 20 veces al día con la liberación obligatoria de moco y sangre. Este es un adenocarcinoma intestinal peligroso.

Cuando aparecen metástasis en la vesícula biliar y en el hígado, una persona comienza a observar visualmente la manifestación de ictericia. Y en el caso en que el tumor se expande fuertemente, puede bloquear la luz del intestino, como resultado, se produce una violación de la defecación, y el dolor solo aumenta en el estómago, y se agregan síntomas en forma de náuseas y vómitos.

Como saben, una de las funciones principales del colon es la acumulación y retención de masas fecales que actúan sobre el tumor, como resultado de lo cual se ulcera. Si ese estado comienza a desarrollarse, se agregarán impurezas de secreciones purulentas y sangre a las heces.

Señales mediante las cuales se puede identificar el defecto.

El adenocarcinoma puede manifestarse con los siguientes síntomas. Si el cáncer aparece en el intestino delgado, los síntomas serán:

  • Dolor persistente en la parte superior del abdomen.
  • estreñimiento alternado con heces líquidas,
  • flatulencia
  • náuseas y vómitos,
  • pérdida de peso fuerte.

A medida que el adenocarcinoma intestinal (etapas 3 y 4) crece, la persona puede mostrar signos de intoxicación. Un síntoma como la pérdida de apetito o el rechazo total de los alimentos se convertirá en la norma. Si el caso es bastante complicado, entonces puede ocurrir sangrado. Cuando ocurre la cuarta etapa de este defecto, el cáncer afecta a todos los órganos humanos vecinos.

Cuando el adenocarcinoma puede desarrollar úlceras en la pared del intestino delgado, estos tumores pueden desencadenar la apertura del sangrado.

En cuanto al adenocarcinoma de colon, hay varias características distintivas, a saber:

  • el dolor se localiza en la parte inferior del abdomen,
  • el apetito está completamente ausente,
  • en las heces hay una gran cantidad de moco y fragmentos de sangre,
  • A veces en las masas fecales se puede encontrar secreción purulenta.

Si la pared intestinal derecha se vio afectada, el sangrado se oculta. Y si el tumor está localizado en la sección izquierda, entonces habrá sangre roja oscura en las heces. En cuanto a uno de los signos más comunes de esta enfermedad, este es un deseo falso de vaciar el intestino.

Si una persona tiene al menos uno de los síntomas anteriores, esto es una señal de ayuda inmediata. No debes arriesgar tu propia vida e ignorar tales signos.

Importante: si una persona desarrolla un adenocarcinoma intestinal altamente diferenciado, la queja más común es el sangrado del ano.

Diagnóstico del adenocarcenoma de colon.

El diagnóstico de cáncer de colon se basa en las siguientes manipulaciones:

Como regla general, más del 70% de todos los tumores de cáncer de colon se localizan en la parte inferior del intestino, por lo tanto, se pueden identificar mediante el método de palpación o sigmoidoscopia. Si la ubicación es alta, entonces un especialista utiliza una colonoscopia. Para tomar un material para el examen histológico, el médico recurre a la colonoscopia, lo que ayuda a seleccionar una muestra.

Para evaluar el tamaño y la forma del tumor, use un estudio radiopaco del colon. Y para identificar metástasis mediante ultrasonido. Este método también se muestra si no se puede realizar una endoscopia.

Además de los métodos anteriores, el paciente debe pasar las siguientes pruebas:

Cuando el médico tratante tenga en sus manos todos los resultados de los exámenes, solo en ese caso podrá establecer un diagnóstico preciso.

Medidas preventivas

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de intestino? El adenocarcinoma ocurre por las siguientes razones:

  • pólipos colorrectales,
  • Procesos inflamatorios que se desarrollan en el intestino.
  • Cantidad insuficiente de fibra vegetal consumida,
  • problemas con las heces regulares,
  • edad avanzada

Si vigila cuidadosamente su propia salud y a tiempo para identificar, así como para deshacerse de todos los problemas anteriores, una persona podrá prevenir el desarrollo de esta enfermedad. Es muy importante controlar su propia nutrición y minimizar el consumo de alimentos grasos y picantes.

En cuanto a los ancianos, como se mencionó anteriormente, son los más susceptibles a dicha enfermedad, por lo que no debe evitar los exámenes regulares realizados por un coloproctólogo. No ignore a este especialista, porque es él quien puede salvar su vida. Luego, el adenocarcinoma intestinal puede detectarse en las primeras etapas. El pronóstico después de la cirugía será bueno.

Conclusión

Desafortunadamente, un medicamento que puede derrotar completamente el cáncer aún no existe. La medicina moderna tiene técnicas y medicamentos que son efectivos solo en las etapas iniciales. Pero cuando esta enfermedad se diagnostica en una etapa tardía, las posibilidades se vuelven pequeñas. Es por eso que a este problema se le debe dar tiempo, ya que la detección oportuna del cáncer brinda una gran posibilidad de que una persona haga frente a la enfermedad y pueda seguir viviendo. A menudo, debe prestar atención a su cuerpo y de buena fe para someterse a un examen anual.

Se examinó la enfermedad adenocarcinoma del intestino, se describe el pronóstico.

Adenocarcinoma intestinal poco diferenciado

El curso de la enfermedad es agresivo en el polimorfismo celular severo. Hay un rápido crecimiento de células cancerosas y metástasis temprana a órganos adyacentes y ganglios linfáticos. El tumor no tiene límites claros. Durante la operación y el tratamiento complejo en una etapa temprana, la remisión puede ser larga. En las últimas etapas del tratamiento se da un bajo pronóstico.

El cáncer glandular del intestino es de varios tipos y se divide en adenocarcinoma:

  1. Mucinosa (mucosa) sin límites pronunciados, que consiste en moco con mucina y elementos epiteliales. Las metástasis se extienden a los ganglios linfáticos regionales. Hay una alta recaída de la enfermedad, ya que el tumor no muestra sensibilidad a la radiación.
  2. Célula anillada que fluye agresivamente. En el momento del diagnóstico se pueden detectar metástasis en la LU y el hígado. El tumor crece y se desarrolla en la capa interna del intestino, especialmente en el grueso. Más a menudo los jóvenes se enferman.
  3. Escamoso, formado por onkocell plano y fugas malignas. Más a menudo se encuentra en el canal anal.Capaz de germinar en la vagina, vejiga, uréter y próstata. La enfermedad a menudo recurre y se caracteriza por una baja tasa de supervivencia. Después de confirmar el diagnóstico, los pacientes mueren dentro de 3 a 4 años. Después del tratamiento, el umbral de vida de cinco años es del 30%.
  4. Tubular, formado por formaciones tubulares. Para tamaños pequeños, los límites del tumor son borrosos. Esta forma de patología se observa en el 50% de los pacientes con cáncer glandular.

También se presentan tumores intestinales:

  1. endofítico - que surge en la pared dentro del intestino,
  2. Exofítica - que aparece afuera en el revestimiento intestinal.

Un tumor exofítico es más fácil de palpar a través de la pared peritoneal. Los tumores endofíticos causan obstrucción intestinal.

Mira el video: Cancer de colon: Todo lo que necesita saber en menos de 6 minutos (Febrero 2020).