Digestión

¿Dónde está ubicada la vesícula biliar y qué es?

Todos pasamos por la anatomía escolar del cuerpo humano. Pero pocas personas recuerdan dónde se encuentran todos los órganos de nuestro cuerpo. Tratamos de recordar su posición solo cuando algo comienza a doler. Pero entre todos los órganos hay unos especiales "silenciosos": aquellos que sufren durante mucho tiempo y no se dan a conocer hasta el momento en que la enfermedad ya ha ido lo suficientemente lejos. Se trata de tales órganos de pacientes que se discutirá este artículo. ¿Dónde está la vesícula biliar, el hígado y el páncreas, y cuál es la función de estos órganos del tracto gastrointestinal, sobre sus patologías y métodos de tratamiento?

Auxiliar, pero muy importante.

Nuestro sistema digestivo consiste en el tracto gastrointestinal y los órganos, que se denominan auxiliares: el hígado, el páncreas y la vesícula biliar. Dónde está la persona (foto abajo), recordamos estos órganos en los primeros síntomas de su patología: hepatitis o cirrosis del hígado, pancreatitis, colecistitis o colangitis.

Todos estos cuerpos no están directamente involucrados en el proceso de digestión de los alimentos, pero desempeñan un papel importante para garantizar el procesamiento químico de sus componentes. El trabajo coordinado y coordinado de estos organismos es la garantía de nuestra salud. Las sensaciones dolorosas en el hipocondrio derecho, donde se encuentran el hígado y la vesícula biliar, así como el páncreas, indican problemas graves de nuestro cuerpo.

Muy breve descripcion

Increíblemente importante órgano del cuerpo - el hígado. Su valor funcional es muy grande. En el contexto de nuestro artículo, este órgano desempeña un papel importante en la síntesis de la bilis, un componente enzimático indispensable para garantizar la descomposición de las grasas. Dos conductos hepáticos se unen y dirigen la bilis hacia la vesícula biliar. Esta es una bolsa pequeña (de hasta 5 cm de ancho, hasta 14 cm de largo) con extremos estrechos y anchos. Con las contracciones de la vesícula biliar, la bilis ingresa al tracto digestivo a través del conducto de Oddi hasta el duodeno.

El cuerpo de secreción interna y externa es el páncreas. El jugo pancreático que secreta es una fuente de enzimas para la descomposición de proteínas, grasas y carbohidratos. Además, neutraliza la acidez del estómago y es considerado el principal proveedor de reguladores de azúcar en la sangre (insulina y glucagón).

Unidos por un conducto

Páncreas y agallas: órganos anatómicos y funcionales interrelacionados. Muy cerca del lugar donde se encuentra la vesícula biliar (foto de arriba), se encuentra el páncreas. Además, están unidos por un conducto común, que se abre hacia la luz del primer intestino: el duodeno. La sincronización del trabajo de estos dos órganos es la clave para la digestión normal, y las alteraciones conducen a un funcionamiento defectuoso y procesos inflamatorios en ambos órganos. La formación de piedras (cálculos) en la vesícula biliar conduce a violaciones del flujo de salida de la bilis y del jugo pancreático del páncreas y al desarrollo de procesos inflamatorios.

Es imposible determinar por palpación, dónde se encuentran el páncreas y la vesícula biliar. En la proyección en la parte frontal del abdomen, el páncreas está a 5-10 centímetros sobre el ombligo y su cola va hacia el hipocondrio izquierdo. La glándula está localizada horizontalmente y en la parte inferior está cubierta por un anillo del duodeno. A la derecha está el hígado, detrás, el riñón izquierdo.

En el hipocondrio derecho, debajo del hígado, hay un receso, donde la vesícula biliar se encuentra en los seres humanos. Se conecta al hígado con una delgada película conectiva. Donde se encuentra la vesícula biliar, también tiene un conducto hacia el colon.

Características de la anatomía

Para la mayoría de las personas, la vesícula biliar y su conducto (choledoch) fluyen hacia el conducto común con el páncreas (el conducto se llama Wirsung) en un ángulo, lo que conduce a una salida de bilis. Pero cada quinta parte de nosotros tiene su propia anatomía de este órgano. Desde donde se encuentran la vesícula biliar y su colédoco, se distinguen tales variantes en anatomía:

  • En el 55% de las personas Wirsung, el conducto pancreático y el colédoco se combinan en una sola ampolla.
  • En el 33% de las personas, estos conductos están conectados sin la formación de una ampolla y su conexión se produce cerca del duodeno.
  • En el 4% de las personas, los canales de la vesícula biliar y el páncreas no se conectan en absoluto y fluyen hacia el duodeno por sí mismos.
  • En el 8% de las personas, sus canales se fusionan bastante lejos del esfínter Otto y tienen un canal común largo.

El primer grupo tiene un mayor grado de patología. Esto se debe a la posible superposición del canal en la ampolla con piedras o pólipos. Por lo tanto, el lugar donde se encuentra la vesícula biliar en mujeres y hombres es anatómicamente variable.

Características de la fisiología

Independientemente de dónde estén la vesícula biliar y el páncreas, tienen una relación funcional estrecha. El jugo pancreático descompone los carbohidratos, proteínas y grasas en componentes que se absorben en la sangre y entran en procesos metabólicos. Y estimula que la secreción de su jugo es la bilis, que produce la vesícula biliar. ¿Dónde está una persona en la unión de sus conductos, en este caso no importa en absoluto.

La especificidad de las funciones del páncreas.

En el jugo pancreático (hasta 2 litros por día) hay más de 20 enzimas clasificadas en tres grupos:

  • Las lipasas descomponen las grasas.
  • Las proteasas descomponen las proteínas.
  • Las amilasas están involucradas en la descomposición de los carbohidratos.

Estas enzimas permanecen inactivas hasta que interactúan con la secreción de la vesícula biliar.

Los detalles de las funciones de la vesícula biliar.

Donde está el lugar de confluencia de la bilis y el jugo pancreático, hay activación de sus enzimas. Además de la acumulación de bilis, este órgano también es responsable de controlar su entrada en el duodeno. En la vesícula biliar con un volumen de bilis de hasta 50 mililitros, este último se encuentra en una forma concentrada, que corresponde a un volumen de 1 litro. Sus enzimas están involucradas en la absorción de grasas. La liberación de bilis en el conducto está controlada por el sistema nervioso vegetativo y la composición del bulto del alimento. Pero a diferencia del páncreas, que es indispensable para el cuerpo, no es la vesícula biliar (la foto donde se encuentra el órgano se presenta en este material). Cuando se elimina, la acumulación de bilis se produce en el duodeno.

Las patologías están interconectadas.

Las enfermedades de la vesícula biliar incluyen: colecistitis (procesos inflamatorios), formación de cálculos en los conductos (colelitiasis), disquinesia (trastornos de la motilidad de los conductos), neoplasias benignas (pólipos) y malignas, infecciones parasitarias (giardiasis, opistorhoz).

El proceso inflamatorio en el páncreas se llama pancreatitis y puede tener etiologías muy diferentes. Además, en este órgano se diagnostican quistes, pólipos, abscesos y neoplasias malignas.

Todas las patologías tienen sus propios síntomas, dependiendo del tipo de inflamación en la glándula y la vesícula biliar, dónde se encuentra un determinado órgano y cómo duele. Los cambios en la vesícula biliar a menudo conducen a patologías pancreáticas y viceversa: la inflamación de la bilis provoca la compresión de los conductos de la glándula y su edema con necrosis tisular.

Cómo distinguir la patología.

Arriba, en el texto, se proporciona información sobre la ubicación de la vesícula biliar. ¿Cómo duele este órgano? La patología del páncreas y la vesícula biliar a menudo son difíciles de distinguir. Y en el primero y en el segundo caso, el dolor cede en el hipocondrio derecho.

Donde estamos y cómo nos duele la vesícula biliar y el páncreas, nos sentimos después de comer alimentos fritos o picantes muy grasos, o después de tomar alcohol. Con la pancreatitis, el dolor se irradia hacia el brazo, el hombro o la parte inferior de la espalda. A menudo, esto se acompaña de síntomas dispépticos (náuseas, vómitos, acidez estomacal, flatulencia) y asténicos (debilidad, falta de apetito, fatiga).

Características de la patología de la vesícula biliar.

Dónde está y cómo duele solo el desgarro, es difícil de reconocer. Pero hay signos clínicos particulares de lesión de este órgano asociado con el estancamiento de la bilis:

  • Amarillez manifiesta de la piel y mucosas.
  • Picor específico de la piel.
  • Bazo agrandado.

Sin embargo, estos signos no son suficientes para un diagnóstico preciso.

Clarificación de diagnóstico

Para un diagnóstico preciso de la patología pancreática y biliar, se requieren pruebas funcionales: ecografía, resonancia magnética, tomografía computarizada, esplenoportografía (radiografía vascular con contraste) y doppler vascular. Así es posible identificar la patología de la capa parenquimatosa del páncreas, la presencia de piedras en los conductos y cavidades, pólipos y otras neoplasias.

También se realiza un diagnóstico de laboratorio para aclarar el diagnóstico: análisis de sangre (total y azúcar), diástasis de orina y sangre, análisis de bilirrubina, proteína total de la sangre, colesterol y fosfatasa alcalina.

"Conectado por una cadena"

Dado que estos órganos están estrechamente interconectados entre sí, la patología de uno no procede de forma aislada. Esto es especialmente cierto para la segunda patología más común (después de la enfermedad cardíaca): la enfermedad de cálculos biliares. Cuando un conducto común es bloqueado por una piedra, la acumulación de bilis y el jugo pancreático conduce a la destrucción de los conductos y al derramamiento de los contenidos en la cavidad de los órganos. Las enzimas del contenido se activan y conducen a autodigestión y necrosis tisular, tanto en el páncreas como en el hígado y la vesícula biliar. Tratamiento, donde está el foco del dolor, debes comenzar de inmediato. Y en nuestro caso, la automedicación y el uso de drogas populares pueden ser muy peligrosos.

Colelitiasis: colelitiasis y otras patologías

Las causas de la formación de cálculos en los conductos de la vesícula biliar son el exceso de colesterol, la disquinesia del conducto y la estasis biliar, las inflamaciones infecciosas. Estadísticamente, la paciente principal con dicho diagnóstico es una mujer mayor de 40 años con piel clara, cabello rubio, sobrepeso y antecedentes de embarazo. En los hombres, los cálculos biliares aparecen estadísticamente a una edad mayor y están asociados con el abuso de bebidas alcohólicas y el amor a la carne frita con grasa.

Contra la colelitiasis, el 90% de los pacientes desarrollan colecistitis: inflamación de las paredes de la vejiga con cálculos. Pero la colecistitis puede ocurrir sin la formación de cálculos, y hay varias razones para esto:

  • Infecciones bacterianas en la vesícula biliar.
  • Parasitosis del intestino delgado y grueso.
  • Alergias de diversas etiologías.
  • Enfermedades del tracto gastrointestinal (especialmente hepatitis y pancreatitis).

La dieta como base para la prevención.

En el tratamiento y la prevención de las enfermedades de la vesícula biliar y el páncreas, se da la mayor importancia a ciertas reglas en nutrición. En el tratamiento de la enfermedad, ningún medicamento ayudará si el paciente no sigue una dieta determinada, que incluye los siguientes principios básicos de restauración:

  • Grasa, picante, frita, alcohol y soda - están completamente excluidas.
  • Las comidas deben ser fraccionarias y frecuentes (hasta 6 veces al día).
  • Luz verde: avena, arroz, sémola, sopas de verduras, productos lácteos bajos en grasa.
  • La carne, el pollo y el pescado bajos en grasa se cocinan exclusivamente al vapor.
  • Té fuerte y café - no. Jugos, compotas y té verde - sí.
  • Aceites vegetales (oliva, maíz, linaza) solo la primera prensa en frío.

Con sumo cuidado debe tomar el consejo de la medicina tradicional. El ritmo activo de la vida y la calidad de los productos que están disponibles para el hombre moderno en la calle no son en absoluto los de nuestros bisabuelos.

¿Y si eliminas?

Colecistectomía: la llamada resección (extirpación) de la vesícula biliar. En casos graves de patologías, es ella quien se convierte en la única forma de salvar la vida del paciente. La función de la vesícula biliar se hará cargo del duodeno. Pero con esta opción, la bilis fluirá hacia ella constantemente, lo que conducirá a la ruptura de la microflora en los intestinos, estreñimiento o diarrea.

Cuando se realiza la resección del páncreas o su parte, se prescribe al paciente una terapia de reemplazo para los fármacos o enzimas hipoglucemiantes. La violación de la secreción de insulina con glándula requiere adherirse a una dieta estricta durante mucho tiempo, a veces durante toda la vida (tabla 9 para diabetes, tabla 5 para pancreatitis).

Sin embargo, el paciente está vivo.

La calidad de vida, por supuesto, con la resección de estos órganos se reduce. El paciente tiene que limitarse de muchas maneras. Pero la vida lo vale. Y para no saber dónde se encuentra una vesícula biliar en una persona (la foto muestra el examen del paciente por parte de un médico), vale la pena preservar la salud de su juventud, dejar los malos hábitos, comer bien y no retrasar la llamada a los médicos en las primeras llamadas alarmantes de sus órganos internos. . Cuídate y mantente saludable!

Función de la vesícula biliar

Vesícula biliar: colocación esquemática

La vesícula biliar está estrechamente relacionada con el hígado, porque es en el hígado donde se produce la bilis la que participa en la descomposición de varios componentes de los alimentos. Una vejiga pequeña con una longitud de 8 a 14 cm y una anchura de 3-5 cm es un almacenamiento donde se pueden almacenar hasta 40 mg de líquido. A petición del cuerpo, la bilis a lo largo del conducto biliar común se introduce en el duodeno. El secreto producido en el hígado y preservado debajo de él participa en la descomposición de las grasas, proporciona una transición de la digestión gástrica a la intestinal, neutraliza el efecto de la pepsina, que es desfavorable para el páncreas. Los ácidos contenidos en la bilis, incluyen la motilidad del intestino delgado, estimulan la producción de moco y hormonas involucradas en la digestión, activan las enzimas involucradas en la descomposición de las proteínas.

La bilis también participa activamente en la función excretora. Elimina hasta el 70 por ciento del colesterol, bilirrubina, ciertos metales, glutatión y esteroides del cuerpo. Alrededor de un tercio del colesterol restante es nuevamente absorbido por los intestinos.

Enfermedad de la vesícula biliar

Pero no importa cuán diligentemente la naturaleza (o Dios) se ocupó de proteger un órgano pequeño pero tan importante, una persona con una dieta poco saludable y no siempre un estilo de vida saludable hizo todo lo posible para desarrollar procesos patológicos y enfermedades en el órgano, como la inflamación de la vesícula biliar. cálculos biliares y pólipos. Por lo general, la inflamación de la vesícula biliar y la colelitiasis son comórbidas, pero cuál de las dos enfermedades es primaria, en este caso, los médicos no están de acuerdo. Cómo - sobre esto y muchas otras cosas que aprenderás a continuación.

Inflamación de la vesícula biliar. ¿Qué es la colecistitis y por qué ocurre?

Localización clara del dolor en la enfermedad de la vesícula biliar.

Colecistitis: el llamado proceso patológico que se desarrolla en la membrana mucosa de la vesícula biliar. Como regla general, esta patología afecta a los ancianos y a las mujeres, el doble de frecuencia que a los hombres. La causa de esta enfermedad son:

Además, estafilococos y Escherichia coli provocan con mayor frecuencia procesos inflamatorios del órgano formador de la bilis, que se reproducen activamente con inmunidad debilitada. La infección penetra en ella con sangre o linfa del intestino. Contribuye a la reproducción de la microflora estancada en la vejiga o en su conducto biliar. El estancamiento de las secreciones biliares se produce por las siguientes razones:

  • comer en exceso - los alimentos demasiado altos en calorías cambian la composición química de la secreción de bilis,
  • no comer (entre las comidas, comer por la noche),
  • Trabajo sedentario, falta de actividad física.
  • cambios hormonales en las mujeres (especialmente durante el embarazo),
  • Reestructuración de la edad del cuerpo, más predisposición genética,
  • diabetes mellitus.

La inflamación en los niños puede ser activada por Giardia o Ascaris.

Clasificación de la colecistitis

La colecistitis, como la mayoría de las enfermedades inflamatorias, es aguda y crónica. La colecistitis en forma aguda ocurre durante el trimestre, la crónica puede durar hasta seis meses, momento en el cual pueden ocurrir remisiones temporales y mejoras. La enfermedad se clasifica según la severidad del proceso inflamatorio:

  • La colecistitis catarral es una patología externa diferente de la membrana mucosa del cuerpo, hay enrojecimiento e hinchazón,
  • La colecistitis flemónica llena de exudado purulento (que consiste en leucocitos muertos) todas las capas del tejido muscular de la vejiga,
  • La colecistitis gangrenosa se caracteriza por una inflamación con necrosis de los tejidos de la vesícula biliar.

Cálculos biliares

Cálculos biliares

La inflamación de la vesícula biliar puede ocurrir con la formación de cálculos y sin ellos. La colecistitis sin cálculos generalmente se presenta en forma aguda. La colecistitis calculosa, es decir, la inflamación con la presencia de cálculos, es inherente a la enfermedad crónica. Formadas a menudo en la vesícula biliar, las formaciones duras obstruyen los conductos biliares, lo que conduce al estancamiento de la bilis y, en consecuencia, a la inflamación. Una de las razones de la aparición de piedras es el alto contenido de colesterol en los alimentos grasos. A veces, las piedras pequeñas descienden por los conductos hasta el intestino delgado y se extraen del cuerpo, y luego desaparecen las sensaciones dolorosas. Los defensores de esta teoría creen que la formación de cálculos es primaria y conduce a la colecistitis, causando la superposición de los conductos biliares.

Según otra teoría, las piedras se forman como resultado de la colecistitis, como resultado del estancamiento ya formado de la secreción de la vesícula biliar. Pero ambas teorías llegaron a la opinión unánime de que el colesterol en los productos con exceso de grasa es el culpable de las patologías de este órgano. Es esta sustancia la que cristaliza y forma las piedras. La colecistitis y la presencia de piedras en la vejiga se diagnostican mediante ultrasonido o radiografías. La mayoría de las piedras pueden vivir en la vesícula biliar durante varios años sin causar ningún problema. Y el paciente puede que ni siquiera sea consciente de su existencia. Si todavía hay sensaciones dolorosas o si se detecta la presencia de cálculos durante el examen por otras razones, el médico puede prescribir medicamentos que disuelven formaciones sólidas. Dicho tratamiento conservador puede prolongarse durante varios meses, durante los cuales el paciente está bajo la supervisión de un médico y se somete a exámenes regulares.

Pero si se produce la superposición del conducto, se altera la circulación de la bilis y comienza el desarrollo de colecistitis aguda. En tal situación, el médico decide extirpar la vesícula biliar, ya que la enfermedad desatendida puede provocar la rotura del órgano, o la inflamación puede afectar el hígado, la membrana y el páncreas.

Los cálculos biliares juegan un papel importante en el cuerpo humano.

Se observa que los pólipos en la vesícula biliar ocurren con mayor frecuencia en mujeres mayores de 35 años, más del 80 por ciento de los casos. Pero estas estadísticas pueden estar sobreestimadas, ya que la ecografía no siempre muestra correctamente la naturaleza de las neoplasias. Y muy a menudo se toman piedras blandas para pólipos. La formación de pólipos, como regla, es asintomática, no se manifiesta. Y si aparecen sensaciones dolorosas, se considera que todavía son piedras.

Hay tres tipos de pólipos. Los dos primeros son pseudo-tumores. Es colesterol e inflamatorio. En apariencia, parecen neoplasias, sin embargo, la naturaleza de estos crecimientos es diferente. Los verdaderos pólipos incluyen papilomas y tumores papilares. Se consideran benignos, sin embargo, en el 10-30 por ciento de los episodios degeneran en un tumor maligno. Y todavía no está claro qué es exactamente lo que provoca tal renacimiento.

El tratamiento de los pólipos de colesterol es posible con medicamentos conservadores. Como se trata de piedras blandas, las drogas como Ursofalk o Ursosan las disuelven y las ayudan a salir de la cavidad de la vejiga. El paciente está bajo supervisión médica todo el tiempo.

¿Cuándo se justifica la operación?

La vesícula biliar desempeña un papel importante en el cuerpo, y su eliminación hace un desequilibrio y hace que todo el sistema digestivo se reconstruya. Por lo tanto, hasta hace poco el médico intenta preservar este órgano pequeño pero tan importante. La decisión sobre el retiro se toma solo cuando su preservación amenaza la vida del paciente. La superposición de los conductos de piedras puede provocar la rotura de la vesícula biliar y daños inflamatorios en otros órganos: el hígado, el diafragma y el intestino. El crecimiento de pólipos en 2 mm por año también habla de la posible transformación de pólipos benignos en un cáncer que amenaza la vida y, por lo tanto, es una indicación para la cirugía.

Puede aprender más sobre un órgano como la vesícula biliar en el video:

La estructura de la vesícula biliar.

La parte inferior de la vejiga, su parte ancha, sobresale ligeramente de debajo del hígado desde el lado inferior. La parte estrecha se convierte gradualmente en un pequeño conducto, que forma parte del conducto biliar común después de conectar con el conducto del hígado. Tiene una abertura de descarga ubicada en el duodeno, donde, de hecho, cae la cantidad necesaria de bilis.

El tamaño normal del cuerpo afecta a la edad de la persona. En los adultos, la vesícula biliar tiene una longitud de 6-10 cm, una anchura de 3-5 cm, un espesor de pared de hasta 3 cm y un diámetro de conductos comunes de aproximadamente 6-8 mm. El mismo órgano en los niños tiene otros parámetros: la longitud es de aproximadamente 7-8 cm, el ancho es de 3.5 cm y el diámetro de los conductos es de 8 mm.

Síntomas de daño en la vesícula biliar

Independientemente de las razones por las cuales las patologías aparecieron y comenzaron a desarrollarse, todas las enfermedades tienen síntomas muy similares. El síntoma principal es un dolor intenso y estomacal, que se localiza constantemente en el hipocondrio derecho. No puede ser apaciguado incluso con el uso de analgésicos fuertes. Si una persona tiene colelitiasis o colecistitis, estos dolores son extremadamente intensos. Muy a menudo, el síndrome de dolor aparece después de la ingestión de alimentos fritos, muy agudos o grasos. En el caso en que las piedras comienzan a emerger de los conductos de la vesícula biliar, la persona se verá afectada por los dolores cortantes, que a veces no tienen fuerzas para soportar.

Junto con esto, se presentan los siguientes síntomas de la enfermedad de la vesícula biliar:

  • dispepsia - náuseas y vómitos, eructos frecuentes,
  • signos de fiebre - escalofríos y fiebre (a menudo se producen durante la exacerbación del proceso),
  • estreñimiento o diarrea,
  • falta de apetito y, como resultado, rápida pérdida de peso,
  • hinchazón
  • sequedad y amargura en la boca,
  • la aparición de un tinte amarillo en la piel,
  • Decoloración de las heces y adquisición de color amarillo oscuro por la orina.
  • reacciones alérgicas en forma de lesiones en el cuerpo y prurito severo,
  • Disminución de la concentración, insomnio, irritabilidad incontrolada.

Importante: el color ictérico de la piel indicará que el proceso inflamatorio ha afectado al hígado, como resultado de lo cual puede desarrollarse una insuficiencia hepática o puede producirse una hemorragia interna.

Discinesia

La discinesia de la vesícula biliar es una condición en la que prácticamente todas las enfermedades del órgano comienzan a desarrollarse. Durante mucho tiempo no puede manifestarse. Su esencia radica en la disfunción de la actividad motora de la vejiga. Esto significa que los conductos no se abren lo suficiente, y esto conduce a una contracción inadecuada de la vesícula biliar y, como resultado, la secreción de un mínimo en el intestino. En primer lugar, está cargado con el hecho de que la comida no se procesará por completo, y en segundo lugar, que parte de la bilis permanecerá en la vejiga y comenzará a estancarse. Por lo tanto, se crean condiciones favorables para varios tipos de procesos inflamatorios.

El principal síntoma de la discinesia de la vesícula biliar es la incapacidad para digerir las grasas, y en particular esto se aplica a los animales. Una persona con esta dolencia se sentirá un poco peor después de comer demasiado o comer alimentos muy grasos. Junto con esto, habrá una sensación de incomodidad en el área del hipocondrio derecho, en ocasiones los dolores no agudos pueden ser molestos. Si comes muchos alimentos grasos, es probable que tengas diarrea. Además, la ubicación de la vesícula biliar en los seres humanos puede cambiar ligeramente, la foto del cuerpo confirma no solo su desplazamiento, sino también el cambio de tamaño.

Esta afección patológica se trata tomando medicamentos coleréticos que proporcionan la expulsión forzada de las secreciones de la vesícula biliar, así como medicamentos que pueden mejorar el tono de los músculos lisos.

Consejo: es recomendable llevar una dieta estricta mientras se toman los medicamentos y eliminar por completo todo lo frito, picante y especialmente graso de la dieta.

Enfermedad de cálculos biliares

La estasis biliar en la vejiga es una consecuencia directa de la aparición de piedras. En conjunto, la actividad física baja, la mala alimentación y otros factores también afectan su formación. También es importante saber que la disquinesia de la vesícula biliar y el tracto biliar en la gran mayoría de los casos se convierte en el factor determinante en el desarrollo de la colelitiasis, la enfermedad más común asociada con este órgano.

Las piedras en la vejiga son pequeños coágulos de bilis que comienzan a endurecerse debido al exceso de agua. El curso de la enfermedad ocurre en forma de ataques: durante la remisión, la persona casi no siente incomodidad, solo son posibles signos menores de discinesia; sin embargo, cuando ocurre la fase activa, un ataque ocurre muy doloroso y causa muchos inconvenientes. Una persona no puede moverse, el área debajo del hipocondrio derecho se ve constantemente sacudida por dolores severos, que son de naturaleza espasmolítica. La condición, como regla general, no se detiene si los analgésicos y medicamentos no la detienen para reducir el tono muscular liso.

Consejo: no todas las drogas o medicamentos pueden ayudar con esta condición, por lo que la única decisión correcta sería llamar a una brigada de ambulancia.

La nutrición excesiva y el consumo de alimentos grasos, el esfuerzo físico o incluso un solo movimiento repentino pueden provocar un ataque. Si el ataque desapareció por sí solo, después de unos días, la persona puede experimentar picazón en la piel y coloración amarillenta del tegumento, que es un síntoma de ácido que ingresa al torrente sanguíneo desde la vejiga, donde la persona tiene bilis.


Al deshacerse de esta condición, se recetan antiespasmódicos y analgésicos, mientras que está prohibido mover, comer y, lo que es muy importante, tomar agentes expulsores de bilis, ya que esto provocará una liberación de bilis que "presionará" las piedras que ya están bloqueadas.

Durante la remisión, debe seguir una dieta, evitar el esfuerzo físico excesivo, tomar antiespasmódicos y medicamentos coleréticos. Los expertos recomiendan visitar a un médico periódicamente, lo que ayudará a evitar nuevos ataques y aliviará enormemente la afección.

Colecistitis

La colecistitis es un proceso inflamatorio que afecta la membrana mucosa de la vesícula biliar. En la mayoría de los casos, ocurre sin la intervención de bacterias extrañas, gérmenes y otros agentes infecciosos. Puede aparecer como consecuencia de un número suficientemente grande de razones, incluida la predisposición hereditaria.

La forma más peligrosa de la enfermedad es la colecistitis calculosa, que aparece como resultado del desarrollo de la enfermedad de cálculos biliares. También ocurre de manera paroxística, con lo que una persona comienza a sentir amargura en la boca, dolor en el hipocondrio derecho, náuseas y vómitos de la bilis (que, por cierto, no alivia la enfermedad, sino que la deprime).

La colecistitis crónica, que se presenta sin la formación de cálculos, se parece vagamente a la discinesia: a veces hay dolores persistentes, trastornos de las heces después de comer alimentos grasos, se produce una alteración del apetito. Durante la exacerbación, los síntomas son similares a los que se alteran durante los ataques de la enfermedad de cálculos biliares, pero pueden durar mucho más.

La adquisición de piel de color amarillo oscuro acompaña a casi todas las enfermedades hepáticas. La ictericia puede ser hepática, suprahepática y subhepática. Con la derrota de la vesícula biliar, se diagnostica la forma subhepática de la ictericia, que es causada por el estancamiento de la bilis. Comienza a manifestarse dentro de 2-3 días después de un ataque activo de la enfermedad de cálculos biliares, algunos signos pueden ser fijos y en un estado de remisión. Estos síntomas pueden ser causados ​​como resultado de una dosis inadecuada de medicamentos o por no seguir la dieta.

En un caso particular, la ictericia ocurre porque una gran cantidad de bilirrubina y ácidos biliares comienzan a fluir hacia el torrente sanguíneo. Como resultado, la piel, las membranas mucosas y la esclerótica comienzan a volverse amarillas.

Importante: en el diagnóstico de ictericia, es el estado de la esclerótica lo que puede considerarse un criterio que solo merece valor, ya que la piel humana puede adquirir un color diferente dependiendo de una gran cantidad de factores.

Otro rasgo característico es la picazón en la piel. Aparece como resultado del efecto irritante de los ácidos en las terminaciones nerviosas en la epidermis. Después de aproximadamente 2-3 días, la orina también adquiere un tono amarillo oscuro, esto se ve facilitado por una gran cantidad de bilirrubina procesada, al mismo tiempo que las heces se aligeran (a su vez, debido a la falta de bilirrubina).

Cómo curar la vesícula biliar

La condición principal es tomar medicamentos recetados por un médico. Su elección se basará en muchos factores:

  • tipo de enfermedad
  • Características del curso de la enfermedad.
  • La posibilidad de admisión regular.

Para las enfermedades de la vesícula biliar se asignan los siguientes tipos de fármacos:

  • drogas coleréticas,
  • antiespasmodicos,
  • medicamentos antiinflamatorios
  • hepatoprotectores
  • Preparaciones tónicas.

No se recomienda tomar analgésicos, ya que prácticamente no tienen ningún efecto, pero pueden provocar la aparición y el desarrollo de una úlcera estomacal, lo que en última instancia dificulta el diagnóstico. En este caso, los antiespasmódicos son mucho más efectivos: Drotaverinum, No-Spa y similares.

Choleretic debe tomarse exclusivamente en remisión, cuando no hay ataques. Si ignoramos esta recomendación, es posible empeorar significativamente el estado general del paciente.

Los hepatoprotectores son recetados por un especialista para cualquier enfermedad de la vesícula biliar, y especialmente cuando existe un riesgo de daño hepático. Los preparativos de este grupo ayudarán a apoyar todas las funciones de los órganos y los protegerán. Estos incluyen Hofitol, Gepabene, Essentiale, Kars.

Cuando se muestra la operación

Colecistectomía: cirugía asociada con la extracción de la vesícula biliar. A pesar de que los métodos no quirúrgicos se están desarrollando rápidamente, sigue siendo la forma más confiable de curación. Se puede realizar por métodos laparotómicos o endoscópicos. La última opción es la más segura y la más progresiva, mientras que la laparotomía está asociada con el riesgo de complicaciones (corta la cavidad abdominal, que es muy traumática).

Las operaciones son planificadas y de emergencia. La última opción se muestra en los casos en que la terapia con medicamentos para eliminar los ataques no da efecto.

¿Qué debería ser la comida?

Cuando las enfermedades de la vesícula biliar la dieta es muy importante. Un plato puede provocar un ataque y comenzar la exacerbación.Durante la remisión, debe hacer una dieta de tal manera que no contenga alimentos picantes, fritos, grasos o ahumados, es decir, lo que provoca las emisiones de bilis. Puedes beber cualquier líquido, pero debes renunciar al alcohol.

El intervalo de comidas debe ser pequeño, debe comer a menudo, pero poco a poco (máximo una vez cada 4 horas). Especialmente, tal horario se aplica a aquellos que se sometieron a una colecistectomía.

Comer durante los ataques está absolutamente prohibido hasta que la exacerbación desaparezca. Tampoco se recomiendan líquidos. Si la sed se vuelve insoportable, puede humedecer ligeramente los labios.

Como evitar las enfermedades.

Cuando aparecen enfermedades de la vesícula biliar, una variedad de factores juegan un papel importante. Para prevenir la enfermedad, debe llevar un estilo de vida saludable:

  • dejar de fumar y el alcohol
  • llevar un estilo de vida activo (moderadamente),
  • Limitar la ingesta de alimentos picantes y grasos.

Es muy difícil prevenir completamente las enfermedades, pero el cumplimiento de lo anterior ayudará a prevenir su desarrollo.

La información en el artículo es solo para referencia, con más detalles sobre la vesícula biliar, su estructura, enfermedades y métodos de tratamiento que solo un especialista es capaz.