Ictericia

Ictericia obstructiva

¿Qué es la ictericia obstructiva? Las razones para el desarrollo y los métodos de tratamiento para esta enfermedad se describirán a continuación. También aprenderá sobre los síntomas que son característicos de esta enfermedad y cómo se diagnostica.

Información básica

La ictericia obstructiva se caracteriza por un mayor contenido en los tejidos de una sustancia como la bilirrubina. Este elemento le da a la piel, así como a las membranas mucosas, un color amarillento.

La bilirrubina se llama pigmento biliar. Según los expertos, tiene dos fracciones: directa, es decir, conectada e indirecta, es decir, gratuita.

Por lo tanto, la ictericia obstructiva se caracteriza por una acumulación excesiva del elemento mencionado anteriormente, que ocurre como resultado del cierre completo o parcial de la luz del tracto biliar. Otro nombre para esta enfermedad es ictericia obstructiva.

Las principales causas del desarrollo de la enfermedad.

El diagnóstico diferencial de las causas de la ictericia obstructiva debe realizarse solo en un hospital. Sobre qué métodos de investigación se utilizan, lo diremos a continuación.

En la condición normal del paciente, la bilis formada en el hígado debe excretarse en el duodeno con cierta frecuencia para participar directamente en el proceso de digestión. Sin embargo, en algunos casos esto no sucede. Las siguientes razones pueden ser un obstáculo para tal proceso:

  • estenosis, o el llamado estrechamiento de los conductos, así como inflamación de la membrana mucosa en presencia de estenosis posinflamatorias cicatriciales (por ejemplo, las observadas con colangitis o colecistitis) o compresión por el tumor,
  • obstrucción mecánica, o la llamada superposición de una determinada sección de los conductos biliares con cálculos desplazados (cálculos) en presencia de enfermedad de cálculos biliares.

Todos estos fenómenos patológicos conducen al estancamiento de la bilis (es decir, a la formación de colestasis), lo que resulta en hipoxia, que daña los hepatocitos.

Cabe señalar que la causa de la ictericia obstructiva puede ser un absceso, un quiste de la vesícula biliar o el páncreas, así como parásitos como gusanos redondos o equinococos.

Síntomas de la enfermedad

¿Cómo se manifiesta la ictericia obstructiva? Los síntomas de esta enfermedad no son difíciles de notar. Como regla general, dicha enfermedad se desarrolla de manera aguda.

Según los expertos, la ictericia se manifiesta por signos tales como:

  • náuseas, fiebre, vómitos,
  • Dolores insoportables en el hipocondrio derecho, que crecen en ondas y se irradian hacia la escápula o la clavícula derecha.
  • decoloración de las heces, ya que la bilirrubina ya no ingresa a los intestinos,
  • la asignación de bilirrubina con orina, lo que contribuye a su tinción en color marrón oscuro,
  • picazón severa de la piel debido a la acumulación de ácidos biliares tóxicos en el cuerpo.

Otros signos de la enfermedad.

¿Cómo se puede reconocer la ictericia obstructiva? La violación de la corriente de bilis de naturaleza crónica ocurre exactamente de la misma manera que se describió anteriormente. Sin embargo, la gravedad de tales síntomas puede aumentar dependiendo de la duración de la colestasis. Además, en algunos casos, los pacientes tienen esteatorrea (es decir, grasa no digerida en las heces), hiperpigmentación de la piel, pérdida de peso corporal y xantomas (es decir, depósito de lípidos en la piel).

Cabe señalar que el diagnóstico diferencial oportuno de la ictericia obstructiva ayuda a prevenir el desarrollo de una enfermedad como la cirrosis. Esta enfermedad se caracteriza por la formación de ganglios fibrosos del tejido conectivo en el hígado, que se producen en respuesta a la necrosis de los hepatocitos debido a trastornos metabólicos y falta de oxígeno.

Con el desarrollo de ictericia en el cuerpo humano, el metabolismo de las vitaminas liposolubles cambia. Además, la falta de vitamina D conduce a osteoporosis (es decir, aumento de la fragilidad ósea), como resultado de lo cual el paciente siente molestias en la columna vertebral (en la región lumbar o torácica) y también sufre fracturas espontáneas.

También se debe decir que la ictericia obstructiva a menudo provoca el desarrollo del síndrome hemorrágico, que incluye hemorragias nasales, la aparición de "estrellas" vasculares y hematomas en la piel. Tales efectos son consecuencia de la deficiencia de vitamina K.

Con la falta de vitamina A en el cuerpo, disminuye la capacidad del paciente para ver el crepúsculo. Además, la colestasis prolongada aumenta significativamente la probabilidad de cálculos biliares.

Además, en el contexto del desarrollo de ictericia, aumenta el riesgo de infección y la aparición de colangitis bacteriana, o la llamada inflamación de los conductos biliares. Esta condición generalmente se manifiesta por fiebre y dolor en la esquina superior derecha del abdomen.

Métodos de diagnóstico para ictericia obstructiva.

Ahora sabe que la ictericia obstructiva se caracteriza por un mayor contenido de bilirrubina en la sangre. Sin embargo, un análisis de sangre bioquímico para una enfermedad de este tipo no ofrece una imagen diagnóstica completa. Por lo tanto, muchos expertos realizan otras pruebas de laboratorio y aplican varios métodos instrumentales.

Entonces, para el diagnóstico de ictericia obstructiva es necesario:

  • hacer un análisis de sangre general,
  • someterse a una colangiopancreatografía de resonancia magnética o retrógrada endoscópica,
  • someterse a tomografía computarizada y ultrasonido de los órganos abdominales,
  • hacer laparoscopia con biopsia dirigida.

La totalidad de los resultados de estos estudios permite a los médicos concluir la presencia o ausencia de ictericia obstructiva.

Ictericia obstructiva: tratamiento de la enfermedad.

Como regla general, todos los pacientes diagnosticados con ictericia obstructiva son hospitalizados inmediatamente en un hospital quirúrgico. Después del examen, los especialistas comienzan el tratamiento directo de la enfermedad. Por lo general, la terapia para esta enfermedad es conservadora. Está dirigido a eliminar la ictericia y la colestasis, así como a estabilizar la condición del paciente. En este caso, el tratamiento se lleva a cabo tomando medicamentos hormonales y utilizando métodos endoscópicos.

Además, para eliminar la ictericia, a menudo recurren a etapas quirúrgicas.

La cirugía se realiza para descomprimir (con el fin de reducir la presión) en los conductos biliares, así como para reanudar el flujo de bilis, prevenir la insuficiencia hepática y la cirrosis. En este caso, no solo se utilizan operaciones abiertas, sino también laparoscópicas, que se realizan bajo la supervisión de ultrasonido o TC. Por cierto, los segundos son particularmente preferidos debido a la baja probabilidad de complicaciones y una pequeña incisión.

Otros tratamientos

Además de la cirugía, un régimen de tratamiento integrado para la ictericia obstructiva incluye medidas tales como:

  • hepatoprotección (tomar vitaminas B, Essentiale), mejorar el metabolismo (tomando ácido ascórbico y pentoxilo), el uso de ácido ursodesoxicólico,
  • terapia de desintoxicación para estimular la diuresis, la introducción de solución de glucosa, soluciones salinas, cloruro de sodio, hemodez,
  • corrección de la microcirculación en los vasos del hígado,
  • tratamiento antibacteriano en caso de infección;
  • terapia hormonal, que se complementa con medios para la prevención de úlceras gastrointestinales.

Resultado quirúrgico

También debe tenerse en cuenta que la intervención quirúrgica con ictericia grave puede tener un resultado desfavorable. Por lo tanto, dicho tratamiento se prescribe solo por razones de salud.

Si la condición del paciente lo permite, entonces es necesario esperar la recesión del síndrome de colestasis y luego repetir la terapia.

¿Por qué se desarrolla la ictericia?

Las causas de la ictericia obstructiva se conocen bien. La etiología se basa en tales procesos:

  • malformaciones del tracto biliar,
  • tumores benignos
  • diverticulosis del duodeno 12 o su papila,
  • cálculos biliares
  • cambios cicatriciales en el tejido del conducto,
  • formaciones quísticas
  • pancreatitis inductiva crónica,
  • colangitis esclerosante,
  • trastornos después de la cirugía,
  • metástasis y tumores malignos,
  • infestaciones helmínticas

El resultado de estas condiciones es una retención total o parcial de la bilis. Ocurre debido a la compresión o superposición de la luz del conducto biliar.

En el 70% de los pacientes menores de 40 años, se desarrolla ictericia obstructiva debido a cálculos. En pacientes mayores, las causas de la patología en el 85% son causadas por un tumor. Las desviaciones en la estructura del tracto biliar o la infección parasitaria se registran con ictericia obstructiva con mucha menos frecuencia.

Sintomatología

Signos comunes de ictericia obstructiva:

  • dolores sordos o con calambres en la región epigástrica y en el hipocondrio derecho,
  • oscurecimiento de orina y heces líquidas ligeras,
  • fiebre, escalofríos,
  • color amarillento de la parte visible de la membrana mucosa y la piel, así como la esclerótica,
  • picazón en la piel
  • náuseas, a veces vómitos,
  • indigestión
  • Disminución del apetito y el peso corporal.
  • hígado agrandado
  • Un cambio en los antecedentes psicoemocionales del paciente (letargo o ansiedad motora).

Los casos se describen cuando los depósitos de pigmento debajo de la piel eran visibles a simple vista. A medida que avanza la obturación, el tegumento se vuelve terroso.

Las manifestaciones de ictericia obstructiva pueden variar según la localización del proceso. Si los conductos a lo largo de los cuales fluye la bilis están obstruidos, los dolores son agudos. Se localizan en el lado derecho del cofre, irradiando debajo de la escápula y la axila.

Si se produce un bloqueo del tracto biliar debido a un tumor en el páncreas, el dolor es sordo y se extiende hasta la espalda. En el examen, se determinan una vesícula biliar indolora completa y un hígado agrandado de consistencia densa. La picazón en la piel comienza unos días antes de que cambie el color de la piel.

Se produce un aumento de la temperatura con ictericia obstructiva debido a la descomposición de un tumor o la infección de los conductos biliares. Si la fiebre es estable y dura varios días a la altura de la piel y la esclerótica ictéricas (ictericia), este síntoma indica ictericia mecánica.

Diagnósticos

En las etapas iniciales, es difícil diagnosticar la colestasis (estasis biliar) por signos externos y quejas. Se requerirá investigación:

  • prueba de sangre
  • Diagnóstico por ultrasonido de la cavidad abdominal,
  • tomografía computarizada
  • duodenografía de relajación,
  • colangiopancreatografía retrógrada endoscópica,
  • colangiografía transhepática,
  • exploración del hígado
  • laparoscopia con biopsia dirigida.

Pero solo según los datos del laboratorio, es imposible diagnosticar ictericia obstructiva. La hipercolesterolemia con aumento simultáneo de la bilirrubina en sangre, un aumento en la fosfatasa alcalina también puede ocurrir con hepatitis viral.

Los estudios instrumentales juegan un papel importante para determinar la ictericia por tipo mecánico. Por ultrasonido, puede ver los conductos expandidos, la presencia de piedras en ellos. La técnica le permite evaluar el grado de daño hepático y focos de tejido alterado. A veces, para la imagen más objetiva, el médico prescribe una tomografía computarizada.

La duadenografía de relajación examina el duodeno 12 cuando se crea baja presión artificial en él. Si el interior del intestino descendente o el divertículo está deformado, este es el síndrome de Frosberg. Indica pancreatitis inductiva, metástasis en el duodeno 12 o proceso tumoral en él.

Se necesita HRCP (colangiopacreatografía retrógrada) si los resultados de la ecografía con ictericia obstructiva no dan una imagen completa del proceso patológico.

Para su uso, se usa un agente de contraste, se toman varias radiografías. La técnica endoscópica permite determinar neoplasias de pequeño tamaño, así como obtener material para citología e histología. La colangiopancreatografía rara vez se realiza porque es invasiva y puede provocar complicaciones.

La colangiografía percutánea se prescribe para la violación del flujo de salida de la bilis en el área de la puerta del hígado. A un paciente con ictericia obstructiva se le inyecta un contraste en los conductos. La colangiografía es extremadamente rara. Tal diagnóstico está plagado de complicaciones: peritonitis, sangrado, perforación del conducto con la liberación de bilis.

La laparoscopía se usa si otros métodos de diagnóstico han fallado. Esta técnica mínimamente invasiva ayuda a identificar el grado de daño hepático por metástasis y alveococos.

El tratamiento para la ictericia obstructiva siempre es hospitalario. La terapia conservadora de la enfermedad consiste en seguir una dieta que prohíba los alimentos fritos y grasos y la conservación. Al paciente se le prescribe nutrición fraccionada con énfasis en platos lácteos y vegetales. Es bueno beber mucho.

El tratamiento farmacológico se reduce a tales eventos:

  • terapia de desintoxicación (diuresis forzada, la introducción de soluciones salinas),
  • protección hepática (ácido ursodesoxicólico, vitaminas B)
  • Restauración del suministro de sangre al hígado con pequeños vasos (Neorondex, Metionina, Lipocaína),
  • hormonas (prednisona) para aliviar la inflamación,
  • restauración del estómago (Omez),
  • para trastornos hemorrágicos, use Vikasol,
  • purificación de la sangre (plasmaféresis) con intoxicación severa,
  • antibióticos de amplio espectro para lesiones infecciosas.

La operación se realiza de acuerdo con las indicaciones vitales, cuando la terapia conservadora de la ictericia obstructiva no da resultados y es posible hacer frente a la coledocolitiasis solo radicalmente. Pero primero, todos los métodos se usan para reducir los síntomas activos de la colestasis.

La operación restaura la permeabilidad de la bilis, reduce la presión en el sistema excretor, protege el tejido hepático de la cirrosis. Para esto, se puede utilizar el drenaje de los conductos biliares, la papilosfincterotomía y la coledocotomía. A veces se requiere la extracción parcial del hígado o la bilis (colecistectomía).

La intervención puede ser mínimamente invasiva (endoscopia) o por el tipo de cirugía abdominal. El uso de un endoscopio es preferible, ya que minimiza la probabilidad de complicaciones con ictericia obstructiva.

La ictericia obstructiva es una patología peligrosa caracterizada por la imposibilidad del flujo de salida de la bilis debido al bloqueo mecánico del tracto biliar. La enfermedad no se puede tomar a la ligera y automedicarse. Necesitamos un diagnóstico oportuno y asistencia competente. A menudo, la enfermedad se llama ictericia obstructiva. La corriente normal de la bilis se altera y se acumula en el tracto excretor, con un aumento de la presión en ellos y una ruptura adicional. El color amarillo característico de las proteínas de la piel y los ojos se desarrolla debido al hecho de que la bilis del hígado comienza a ingresar no a los intestinos, sino a la sangre.

Esta enfermedad está suficientemente estudiada y tratada eficazmente si no está en una etapa demasiado avanzada.

Con el funcionamiento normal del cuerpo, la bilis se forma en el hígado, que ingresa al duodeno y desempeña un papel crucial en los procesos digestivos.

Durante el día, nuestro cuerpo produce más de un litro de bilis: se puede encontrar una cantidad aproximada multiplicando su peso corporal por 15 ml.

Existen las causas más comunes de ictericia obstructiva, que violan el flujo de salida de la bilis:

  • obstrucción de los conductos (obturación). Con mayor frecuencia debido a la enfermedad de cálculos biliares,
  • estrechamiento de los conductos, estenosis, que es el resultado de una serie de enfermedades (por ejemplo, colecistitis), quistes, inflamaciones y tumores,
  • equinococo, lombriz intestinal y otros parásitos.

Síntomas principales

La enfermedad tiene un curso agudo y síntomas pronunciados. Los principales incluyen:

  • cólico severo El dolor es fuerte, ondulado con un epicentro debajo de las costillas en el lado derecho, que se extiende hasta la clavícula y la escápula.
  • manifestaciones características de intoxicación: náuseas y vómitos,
  • la temperatura corporal aumenta
  • la orina adquiere un tono característico de "cerveza". Se forma debido a la presencia de una gran cantidad de bilirrubina en la orina,
  • La bilirrubina, por el contrario, no ingresa al intestino y las heces se vuelven completamente incoloras. Contiene una gran cantidad de grasa no digerida,
  • picazón en la piel causada por la acumulación de toxinas,
  • color amarillento de la piel
  • hiperpigmentación de la piel y depósito de lípidos,
  • con el desarrollo de patología en el hígado, se forman ganglios fibrosos y se desarrolla cirrosis con la manifestación de sus síntomas característicos,
  • con ictericia obstructiva, el cuerpo carece de vitamina D. Como resultado, se desarrollan problemas con el sistema musculoesquelético y osteoporosis, los huesos se vuelven extremadamente frágiles, rompiéndose al más mínimo esfuerzo, el paciente experimenta dolor intenso en la columna lumbar y / o torácica,
  • sangrado constante de la nariz, "estrellas" vasculares, hematomas y otras manifestaciones que produce el síndrome hemorrágico.

La ictericia obstructiva se caracteriza por un deterioro agudo en la condición y el paciente requiere hospitalización urgente.

Prevención

La ictericia obstructiva, en primer lugar, afecta a las personas que llevan un estilo de vida poco saludable y sedentario, no controlan su dieta, abusan del alcohol, fuman. Al eliminar estos factores, puede reducir significativamente el riesgo de una enfermedad. También Es muy importante ser examinado periódicamente, ya que solo los diagnósticos ayudarán a identificar la enfermedad en una etapa temprana. Si hay colelitiasis (GLC), entonces debe tratar su tratamiento de manera oportuna para que no haya complicaciones.

Es necesario incluir tantas verduras y frutas en la dieta para obtener todas las vitaminas, minerales y oligoelementos necesarios y eliminar tanto como sea posible la comida chatarra “pesada”.

Tecnologías endoscópicas mínimamente invasivas en el tratamiento de ictericias obstructivas de origen tumoral.

La ictericia obstructiva es un síndrome que implica una violación del flujo de salida de la bilis desde los conductos hepáticos a través del pezón Vater hacia la luz intestinal debido a cualquier obstrucción. Hay una serie de sinónimos: mecánico, subhepático, acólico.

Patogenia y mecanismo de desarrollo.

El deterioro de la permeabilidad de los conductos biliares o su obstrucción completa puede desarrollarse debido a diversos trastornos en el sistema biliar o procesos patológicos del páncreas.

Muy a menudo, se acompaña de:

  • ictericidad de membranas mucosas, esclerótica y piel,
  • decoloración de la orina,
  • las heces se vuelven ligeras
  • dolores de estomago
  • picazón en la piel

Razones para esta condición

Las causas más comunes de esta afección incluyen colelitiasis y procesos oncológicos. A una edad temprana, prevalece la colelitiasis, en la mediana edad, ambas causas con la misma frecuencia causan esta enfermedad, y en los ancianos y en la edad senil, los tumores cancerosos.

Más a menudo, la enfermedad ocurre en mujeres, y debido a procesos oncológicos, la ictericia ocurre con mayor frecuencia en hombres.

Hay 5 factores etiológicos principales:

  • anormalidades del desarrollo,
  • neoplasias benignas y cambios,
  • estenosis de conducto,
  • tumores cancerosos
  • Lesiones parasitarias.

Los procesos oncológicos y la colelitiasis son los más comunes. En raras ocasiones, la ictericia obstructiva ocurre debido a malformaciones congénitas e infestaciones parasitarias.

Las causas bastante raras pueden ser úlcera duodenal o apendicitis aguda (si el apéndice se encuentra cerca de la puerta del hígado).

La obturación ocurre si el diámetro del conducto es inferior al cálculo, y también debido al espasmo del esfínter de Oddi.

En casi el 40% de los casos, la causa de la colestasis es una enfermedad del páncreas (especialmente su cabeza) u órganos del sistema biliar, y el cáncer de la cabeza del páncreas toma una posición de liderazgo. Las enfermedades del hígado o los conductos hepáticos son, en principio, una enfermedad rara, pero también pueden causar colestasis.

El cuadro clínico de la enfermedad.

Los principales síntomas de la ictericia obstructiva son:

  • dolor sordo en el epigastrio,
  • la aparición de orina del color de la carne descuidada, heces descoloridas, diarrea,
  • ictericidad de la piel, membranas mucosas, esclerótica,
  • picazón en la piel
  • dispepsia
  • deterioro, falta de apetito, pérdida de peso,
  • hipertermia, afección subfebril,
  • hepatomegalia
  • depósitos de colesterol en la piel de los párpados amarillentos que sobresalen por encima de la piel.

Cuando las piedras bloquean los conductos biliares, los dolores se vuelven espasmódicos, irradiando a la región axilar, a la mitad derecha del cofre. La ictericia se desarrolla 24-48 horas después de la desaparición de los síntomas del cólico hepático.

El hígado es indoloro a la palpación, la vesícula biliar no es palpable. Con la presión sobre el hipocondrio derecho, la respiración se mantiene involuntariamente, es posible la dispepsia.

Con enfermedades oncológicas, el dolor es de naturaleza sorda con localización en la región epigástrica, que se irradia a la espalda baja.

La palpación de la vesícula biliar está demasiado estirada, sensible. El hígado sobresale por debajo del arco costal varios centímetros, su borde es denso.

Con una lesión cancerosa del hígado, su estructura será nodular. El bazo a menudo no es palpable. El desarrollo de ictericia está precedido por un deterioro del apetito, picazón en la piel.

La hepatomegalia es un signo de ictericia obstructiva prolongada, aumenta debido al estancamiento de la bilis.
La vesícula biliar a menudo aumenta con el cáncer de la cabeza del páncreas, se determina por vía laparoscópica en casi todos los pacientes.

La hipertermia con mayor frecuencia tiene una relación cercana con una infección en el tracto biliar, pero a veces se desarrolla con la caries tumoral. La condición subfebril puede ser un criterio diferencial para la hepatitis viral. Cuando ocurre la hepatitis viral, la hipertermia disminuye con el desarrollo de ictericia.

Ictericia obstructiva: ¿qué es?

La ictericia obstructiva es una complicación de todo un grupo de enfermedades del tracto biliar y del sistema biliar.. Debido a la obstrucción, la salida de bilis desde los conductos extrahepáticos hacia el duodeno es difícil.

Las causas de la obstrucción de la secreción biliar pueden variar:

  • Enfermedad de cálculos biliares. Aproximadamente el 29% de los casos de ictericia obstructiva están asociados con el cierre del conducto biliar con un cálculo atrapado en él.
  • Enfermedades oncológicas. Una causa común de ictericia obstructiva en pacientes mayores de 40 años. Del total de causas de ictericia obstructiva, los tumores representan el 67% de los casos.
  • Abscesos y crecimientos. en la vesícula biliar y el páncreas.

Síntomas y signos

La ictericia obstructiva se caracteriza por la aparición de los siguientes síntomas:

  • Si la ictericia es causada por la enfermedad de cálculos biliares, entonces el paciente está preocupado por el cólico hepático, que tendrá un carácter creciente a medida que la enfermedad progresa. Después de la aparición de cólico, la piel del paciente se vuelve amarilla con un tinte verde, se produce picazón. La orina se vuelve más oscura, las heces, por el contrario, se decoloran.
  • El flujo de salida impedido causado por tumores cancerosos en la etapa tardía se acompaña de herpes zoster. Al paciente le molesta una violación de las heces. Las heces pueden ser de color oscuro y contener una mezcla de sangre. En la etapa inicial del paciente, la esteatorrea (un aumento en el componente de grasa en las heces) o el xantoma (la formación de manchas amarillas en la piel) deben alertar al paciente.

Las manifestaciones comunes de ictericia obstructiva incluyen picazón severa en la piel, fiebre leve, náuseas y vómitos, y alteración de las heces. En las heces, se pueden detectar partículas de alimentos no digeridos, el contenido de grasa aumenta. El paciente puede quejarse de pérdida de apetito, trastornos del sueño, dolor de cabeza. Si la piedra no ha cerrado completamente el pasaje, entonces los síntomas tendrán un carácter creciente.

Métodos de tratamiento

El tratamiento de la ictericia al horno se lleva a cabo mediante un método conservador o una intervención quirúrgica. La elección del método de tratamiento depende del caso particular. Cada una de las causas de ictericia requiere un estudio y tratamiento por separado.

Medicamento especial a base de sustancias naturales.

Precio de la droga

Revisiones de tratamiento

Los primeros resultados se sienten después de una semana de admisión.

Detalles del producto

Solo 1 vez al día, 3 gotas cada una

Instrucciones de uso

El tratamiento conservador se lleva a cabo utilizando:

  • Spasmodics
  • Glucosa
  • Vitamina B
  • Cholagogue
  • Medicamentos que incluyen ácido ursodesoxicólico.
  • Antibióticos
  • Medicamentos que estimulan la circulación sanguínea en el hígado.
  • Quimioterapia (para oncología),
  • Medicina herbaria
  • Tratamientos de aguas minerales,
  • Dieta terapéutica

La cirugía es a veces el único tratamiento posible para la ictericia obstructiva. El médico puede prescribir tanto un procedimiento mínimamente invasivo como una cirugía abdominal. Se da preferencia a la cirugía laparoscópica, en la cual, con una pequeña incisión, se elimina la causa que causó la obstrucción del conducto.

El desarrollo posterior de eventos con ictericia obstructiva depende de varios factores. Si la causa de la obstrucción fue el cálculo, se garantiza su eliminación oportuna para mejorar la condición del paciente. En ausencia de un tratamiento especial, incluso el caso clínico más leve puede tener consecuencias irreversibles.

Debido al alto contenido de bilirrubina en el hígado, deja de cumplir sus funciones. El cuerpo está envenenado por sustancias tóxicas, lo que conduce a un mal funcionamiento en todos los sistemas del cuerpo.

El tratamiento de los tumores malignos es efectivo en las primeras etapas de la enfermedad. Con la ayuda de la quimioterapia, a veces es posible detener el crecimiento de las células cancerosas. El tratamiento en las etapas posteriores puede mejorar temporalmente la condición del paciente y aliviarlo del dolor. La aparición de los primeros síntomas de enfermedades hepáticas es una ocasión para buscar ayuda de un médico y someterse a un examen.

Tratamiento de la ictericia obstructiva y preparación para la cirugía.

El tratamiento de la ictericia obstructiva consiste en eliminar una obstrucción mecánica que interfiere con el flujo normal de la bilis. La única forma de lograr esto es la cirugía.

En el período preoperatorio, el paciente se someterá a un entrenamiento obligatorio, que incluirá los siguientes procedimientos:

  • Terapia preoperatoria de desintoxicación por infusión,
  • Corrección del equilibrio electrolítico del agua.
  • Normalización de la coagulación de la sangre mediante la introducción de vitamina K por vía intravenosa.

Estos procedimientos preparatorios facilitarán que el paciente se someta a una operación radical para eliminar el cálculo, el tumor y las adherencias.

¡Cuida tu salud y sé centenario!

Causas de la manifestación de la enfermedad.

Los procesos inflamatorios en el tracto biliar, la obesidad, las lesiones en el hipocondrio derecho, las complicaciones postoperatorias, la apendicitis, así como enfermedades como la pancreatitis, la hepatitis y la cirrosis pueden ser factores en el desarrollo de ictericia obstructiva. Cada una de estas patogénesis provoca el bloqueo del tracto biliar, evitando así el curso normal de la bilis. En este sentido, se acumula en los conductos y, bajo la influencia de la presión, penetra en el sistema circulatorio.

Una gran cantidad de parásitos en el intestino puede contribuir al estancamiento de la bilis. Giardia, gusanos, gusanos, cercarias y otros tipos de protozoos unicelulares, que han alcanzado la pubertad, ponen sus huevos en la vesícula biliar y el tracto biliar. Allí, se absorben en las paredes de los intestinos, se alimentan de oligoelementos útiles, dañan mecánicamente los vasos, que posteriormente cierran el camino de la bilis y conducen a colecistitis crónica, opistorquiasis.

La ictericia obstructiva a menudo ocurre en presencia de tumores malignos en los conductos biliares, el páncreas, el duodeno y la vesícula biliar. La combinación de dicha patología puede complicar en gran medida el proceso de tratamiento y agravar la condición del paciente.

En tales casos, muchos pacientes no pueden soportar los síntomas de la enfermedad durante mucho tiempo y terminar su vida con un desenlace fatal.

La causa más común de ictericia obstructiva (subrenal) es la enfermedad de cálculos biliares. El desarrollo de estos cálculos se debe a la gran cantidad de colesterol, cal y pigmentos biliares. Se acumulan en la vesícula biliar, los conductos biliares intrahepáticos, lo que conduce a trastornos metabólicos en el cuerpo y al estancamiento de la bilis.

Síntomas y complicaciones de la ictericia obstructiva.

Después de que la bilis se ha diseminado en la sangre del tejido hepático, no solo hay una violación del hígado, sino también una intoxicación de todo el organismo.

Además de jalar el dolor en el hipocondrio derecho, los síntomas principales de la ictericia obstructiva son:

  • coloración amarillenta de la piel y las membranas de los ojos,
  • diarrea, náuseas,
  • debilidad general, pérdida de apetito,
  • acidez estomacal
  • notable disminución de peso.

Después de visitar el baño, el paciente puede notar un fuerte oscurecimiento de la orina, así como una decoloración de las heces. Esto se debe al hecho de que a través de los riñones se excreta sangre con una gran cantidad de pigmentos biliares y la orina se oscurece. Las heces tienen un tinte blanco, ya que la bilis ingresa al duodeno de manera limitada. Además, a la palpación, puede sentir un aumento en el hígado y el bazo.

Bajo la influencia de sustancias tóxicas en el hígado, se destruyen sus hepatocitos, aumenta el nivel de urea y creatinina en la sangre, se violan las propiedades protectoras, todos los órganos del cuerpo están envenenados, lo que se expresa por el síndrome de endotoxemia. La liberación de toxinas en el sistema nervioso puede provocar encefalopatía hepática y bradicardia. Dado que los riñones y el hígado están estrechamente relacionados entre sí, los ácidos biliares también violan las capacidades funcionales en ellos, formando trombosis microvascular, después de lo cual se desarrolla insuficiencia hepática-renal.

En ningún caso debe comenzar la enfermedad en etapas complicadas, ya que esto puede llevar a consecuencias trágicas hasta la muerte del paciente. Se recomienda una visita al médico inmediatamente después de descubrir los primeros síntomas. Llevará a cabo un diagnóstico completo del estado de la enfermedad y prescribirá la terapia necesaria.

Métodos de examen médico

Antes de proceder con el diagnóstico, se escucha al paciente con quejas, se le pregunta acerca de su condición y síntomas emergentes. Por razones identificadas, los médicos confirman la ictericia obstructiva y comienzan a determinar momentos específicos de obstrucción de la bilis, así como la presencia de un tumor maligno.

Existen varios métodos para detectar daño hepático y sus componentes.

En primer lugar, el paciente se somete a una ecografía transabdominal. Este método instrumental es muy conveniente porque durante el examen el paciente está en estado supino por cualquier gravedad de la enfermedad. Gracias a la ecografía, se determina el tamaño del hígado, su estructura, los cambios en la forma de la vesícula biliar y la presencia de cálculos en los conductos.

Uno de los métodos de investigación más precisos es la endosonografía. Es capaz de determinar la presencia de tumores benignos y malignos, cambios patológicos en el páncreas con pancreatitis (quiste), la presencia de cálculos en los conductos biliares y el estado general de las vías, incluso si una ecografía proporciona datos negativos.El método le permite dar resultados precisos, prescribiendo así un tratamiento quirúrgico, pero el estudio no se considera particularmente agradable y prolongado.

Con las invasiones parasitarias, se realiza una exploración radioisotópica del hígado. El método es complejo y desagradable, pero le permite determinar la presencia de diversas enfermedades, así como escanear todos los cambios patológicos en los órganos.

El método de investigación más informativo es la cirugía laparoscópica. La intervención quirúrgica puede encontrar toda la información necesaria de la enfermedad identificada, es decir, determinar el tamaño y la ubicación de los cálculos, los tumores, el estado del tracto biliar y el hígado en sí, la presencia de parásitos y otros trastornos graves en el cuerpo. La operación le permite eliminar parcialmente las lesiones presentes.

Cada uno de estos métodos tiene sus propias ventajas y es determinado directamente por el médico tratante cuando se detecta una patología.

El tratamiento de la ictericia obstructiva se lleva a cabo en 2 etapas.

En la primera etapa, los especialistas eliminan las causas de los conductos biliares deteriorados y normalizan los niveles de colesterol. Se presta especial atención a la insuficiencia hepática. En su grado severo, el paciente se coloca debajo de un gotero con la introducción de glucosa con insulina en la sangre, preparaciones de proteínas y soluciones salinas. Prescriba vitaminas y medicamentos que mejoren la condición del hígado, aminoácidos, hormonas anabólicas y esteroides. La erosión y las úlceras agudas del tracto gastrointestinal y la colangitis aguda se previenen con antibióticos modernos de amplio espectro.

En caso de un curso desfavorable después de la primera etapa, proceda a la segunda intervención quirúrgica.

Las operaciones tienen como objetivo eliminar los cálculos de los conductos biliares para crear un flujo normal de bilis hacia el duodeno. Se realiza como colangiostomía transhepática percutánea o endoscópica (drenaje externo o externo-interno del tracto biliar). Cada uno de estos métodos de operación tiene procesos complejos llevados a cabo por especialistas experimentados y tiene como objetivo restaurar órganos importantes de una persona y mejorar la calidad de su vida.

La forma difícil de tratar la ictericia obstructiva debería asustar a cada habitante y darle instrucciones para preservar el hígado, el órgano más importante para la vida.

Causas de la patología

Normalmente, la bilis formada en el hígado con cierta frecuencia se excreta en el duodeno para participar en el proceso de digestión. Un obstáculo puede ser dos razones:

  • obstrucción mecánica (superposición) de cualquier parte de los conductos biliares con un cálculo desplazado (piedra) en caso de enfermedad de cálculos biliares,
  • estenosis (estrechamiento) de los conductos e hinchazón de la mucosa en presencia de estenosis de cicatrices posinflamatorias (con colecistitis, colangitis) o compresión por el tumor.

Conducen a una disminución en la luz de los abscesos y quistes de la vesícula biliar y el páncreas, así como a los parásitos: lombrices intestinales, equinococo.

Se produce estasis biliar (colestasis), se desarrolla hipoxia (falta de oxígeno), que daña los hepatocitos.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

La ictericia obstructiva puede desarrollarse agudamente. Esto se manifiesta por tales signos:

  • dolor insoportable del tipo de cólico en el hipocondrio derecho, que crece en ondas, irradiando a la clavícula o la escápula derecha,
  • náuseas, vómitos, fiebre,
  • excreción de bilirrubina con orina: se vuelve marrón oscuro ("color de cerveza"),
  • las heces se decoloran porque la bilirrubina no ingresa a los intestinos,
  • picazón severa debido a la acumulación de ácidos biliares tóxicos.

El trastorno de flujo biliar crónico se caracteriza por los síntomas anteriores, pero su gravedad aumenta según la duración de la colestasis. Se observa esteatorrea (grasa no digerida en las heces), pérdida de peso, hiperpigmentación de la piel, xantomas (depósito de lípidos en la piel).

La cirrosis (ganglios fibrosos del tejido conectivo en el hígado) se forma gradualmente en respuesta a la necrosis de los hepatocitos debido a hipoxia y trastornos metabólicos. El metabolismo de las vitaminas liposolubles está cambiando.

La deficiencia de vitamina D conduce a osteoporosis (aumento de la fragilidad ósea) y se manifiesta por dolor en la columna vertebral (en el pecho o la región lumbar), fracturas espontáneas.

El síndrome hemorrágico, que incluye hemorragias nasales frecuentes, la aparición de hematomas y "estrellas" vasculares en la piel es consecuencia de la falta de vitamina K. Si la vitamina A no es suficiente, se reduce la capacidad de visión crepuscular ("ceguera nocturna"). La colestasis prolongada aumenta la probabilidad de cálculos biliares.

Existe el riesgo de infección y el desarrollo de colangitis bacteriana (inflamación de los conductos biliares), que se manifiesta por fiebre, dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen, ictericia.

Medidas terapéuticas

Todos los pacientes con ictericia obstructiva son hospitalizados en un hospital quirúrgico. El tratamiento incluye conservador (dirigido a eliminar la colestasis y la ictericia, estabilizándose con utilizando métodos endoscópicos) y etapas quirúrgicas.

La cirugía se realiza para descomprimir (reducir la presión) en el tracto biliar, reanudar el flujo de bilis y prevenir la cirrosis y la insuficiencia hepática. Tanto las cirugías abiertas como las laparoscópicas se usan bajo el control de CT o ultrasonido; estas últimas se prefieren debido a la pequeña incisión y la baja probabilidad de complicaciones.

Además del tratamiento quirúrgico, el esquema complejo incluye tales medidas:

  • terapia de desintoxicación: estimulación de la diuresis (furosemida), la introducción de una solución de glucosa, cloruro de sodio, solución salina, hemodesis,
  • hepatoprotección (vitaminas del complejo B, esencial) y metabolismo mejorado (ácido ascórbico, pentoxilo), ácido ursodesoxicólico,
  • corrección de la microcirculación en los vasos del hígado (neorondex),
  • terapia hormonal (prednisona), complementada con medicamentos para la prevención de úlceras gastrointestinales (omeprazol),
  • terapia antibiótica en caso de infección (ciprofloxacina, meronem).

Una operación con ictericia grave tiene una probabilidad de un resultado desfavorable, por lo tanto, dicha intervención se realiza solo por razones de salud.

Si la condición del paciente lo permite, debe esperar hasta que el síndrome de colestasis disminuya para la segunda etapa del tratamiento.

Mira el video: Ictericia fisiopatología y metabolismo de la bilirrubina con imágenes clínicas (Enero 2020).